Secciones
Caso garay

"Déjenlo que se muera": la siniestra trama detrás de la muerte del cadete de La Rioja

La muerte por deshidratación aguda del aspirante a policía Emanuel Garay en La Rioja no sólo horroriza por su crueldad, sino también por la red de encubrimientos que se instrumentó inmediatamente después del hecho. 


Emmanuel Garay falleció por un súbito cuadro de deshidratación.

Varios chats y audios de WhatsApp revelados por el diario Perfil develan el accionar de los superiores el dia del fallecimiento. Los intercambios pertenecen a un grupo de cadetes femeninas que fueron testigos de los tormentos que sufrió el joven de 19 años y que también participaron de ejercicios similares. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Lo que dice la 'China' es verdad, el instructor decía: 'Déjenlo, déjenlo que se muera'", cuenta una de las aspirantes en un audio. "Y después fue a mí, cuando yo me desmayé a la mañana, que también dijo la instructora y una de las cabos que estaban ahí".

"Cada uno tiene su opinión, otros salen a defender a los instructores y otros no, pero ellos no saben que hay una persona que está muerta y que podría haber sido cualquiera de nosotros", agrega la joven. 

"¿Qué es lo que dicen? ¿Que nosotros lo dejamos morir a Garay? Por una parte, es verdad que el viejo ese, el instructor, decía que nosotros no lo ayudáramos a Garay porque si no íbamos a pagar los platos rotos nosotros", expresa una segunda cadete.

¿Un segundo caso?

Mientras tanto, otra joven relata haber presenciado una situación similar a la que provocó la muerte del cadete, en la cual una de sus compañeras (a la que llama por su apodo, "Peque"), quedó tirada bajo el fuerte sol imposibilitada de pararse luego de un extenuante entrenamiento.

La comisaria Adriana Rodríguez, una de las detenidas, maltratando a un cadete.

"Cuando yo quise salvar, ayudar a la Peque, la instructora no me dejaba, decía que la dejara ahí", detalla. "La dejó en medio del sol, sabiendo que nadie la podía parar, sólo una chica se puso ahí para que no le diera el sol. Era algo loco lo que hemos pasado nosotros, cada quien sabe cómo la ha pasado".

Posible agravante

A la luz de estos intercambios, el abogado de la familia de Garay, Nicolás Azcurra, busca ahora que la causa sume el agravante de "violencia de género", ya que alrededor de 40 aspirantes mujeres fueron sometidas a las mismas torturas que el joven fallecido.

Hasta ahora, el caso tiene ocho policías detenidos: los comisarios Dardo Gordillo, Adriana Rodríguez y Ramón y Jorge Leguiza; y los oficiales Nadia Bravo, Elio Marcial, Ivana Luna y Marcos Miranday.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!