Secciones
La ciencia explica

¿En que temporada del año la gente prefiere más tener sexo?

Desde que las personas tienen uso de razón, el verano y el invierno se convirtieron en sinónimo de debate. Hay quienes disfrutan de frío y aseguran que con tan solo abrigarse pueden quitarse la sensación del viento gélido cruzando por sus cuerpos.


En cambio, otros aseguran que el verano es más placentero, disfrutan de los largos días, de la playa y de los verdes paisajes.

La gente prefiere más tener sexo en el verano que en el invierno. 
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

¿Quién tiene razón? No hay una respuesta cierta a esta pregunta. Y es que sólo se trata de gustos. Pero cuando la cosa pasa al plano sexual, la situación cambia. Y mucho. Una encuesta realizada a más de dos mil personas en el mundo señaló que la actividad sexual aumenta con la llegada del verano y, principalmente, del calorcito.

El 73% de los encuestados afirmaron tener más sexo en el verano. Y entre las razones que ofrecieron se encuentran: que hay mayor exposición de los cuerpos al aire libre, que existe mucho más tiempo de ocio y menos estrés al tratarse de una época exclusivamente de vacaciones. La prioridad es disfrutar y el buen tiempo también motiva.

El 75% de las personas aseguran que con la llegada del calor tienen más sexo. 

La reducción del estrés es clave para llegar al acto de amor. Pero no es la única cuestión a tener en cuenta. Existen muchas más motivaciones externas que invitan a tener sexo en el verano, como puede ser la desconexión y la salida de la rutina, que incitan a relajarse. Además, los días son más largos y por eso se presentan más posibilidades de tener relaciones sexuales.

La reducción del estrés es clave para llegar al acto de amor.

En diálogo con la ABC, Geri Asenova, encargada de relaciones externas de SexPlace, aseguró que “durante el verano, el calor hace que produzcamos más testosterona, oxitocina y endorfinas y este tipo de hormonas propician el deseo sexual y el cuerpo es más propenso a desear sexo”.

Por otro lado, según explicó Asenavo, “hay teorías que hacen mención a la luz y a su capacidad de estimular la hipófisis, responsable de la liberación de las hormonas del deseo sexual”. A su vez, la especialista se refirió al 25% de los encuestados que afirmaron no tener más sexo en el verano.

“Es importante tener en cuenta que el éxito de nuestras relaciones no depende de la cantidad sino de su calidad. No hay parámetros objetivos para medir la satisfacción sexual. Las experiencias son totalmente personales”, aclaró Geri Asenova.

El calor hace que produzcamos todo tipo de hormonas que propician el deseo sexual.

La sexóloga Ruth González también dio su opinión ante el incremento de la práctica sexual en el verano. “La ausencia de estrés, que es la enfermedad del siglo XXI, y las menores obligaciones que se dan durante las vacaciones, relajan mucho”, dijo la experta y aclaró que es una de las grandes razone por las que las personas prefieren el estío para el sexo.

Los problemas cotidianos o la salud de un cuerpo pueden provocar la falta del sexo.

Pese a que más personas eligen el verano. El constante pedido de atención de los chicos en esa época del año, los problemas cotidianos que ni en vacaciones dan descanso o la salud de un cuerpo que ya no es el que solía ser en los años de juventud pueden llegar a afectar el producto.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!