Secciones
Actualidad

"Fines de mayo o junio": el criterio sanitario para la extensión de las restricciones

Es el cálculo que hacen en todas las administraciones para que avance el plan de vacunación y la liberación de unidades de terapia intensiva. 

El grupo de asesores epidemiológicos que viene brindando asistencia al Gobierno desde el inicio de la pandemia del coronavirus le manifestó a los ministros que participaron de la reunión en Casa Rosada por "unanimidad" la necesidad de incrementar los controles sobre las medidas vigentes y la necesidad de esperar 72 horas para poder analizar el impacto de las restricciones todavía vigentes.

Los epidemiólogos plantearon que hay ciertas medidas para bajar la circulación que son necesarias, pero que para tomarlas se necesita terminar de tener una idea precisa del efecto que tuvieron las disposiciones anteriores; sobre todo luego de que se verificó que en los últimos dos días la cantidad de casos fue menor y que el promedio de casos semanales (la curva que se hace con los últimos siete días) comenzó a bajar.

Sin embargo, los epidemiólogos brindaron un panorama de la falta de camas en terapia intensiva (lo definieron como tensión en el sistema de UTI), problemas para conseguir oxígeno y hasta en algunos casos plantearon la preocupación por estar cerca el momento de tener que elegir a qué pacientes poder ingresar o intubar, añadieron las fuentes. En conclusión: hay que esperar para ver la extensión de las medidas de restricción, pero se coincidió en que el sistema de salud está en un punto crítico, en especial en el AMBA.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

No obstante ello, en el encuentro, hubo contrapuestos con los tipos de medidas que se deberían tomar y también con la presencialidad en las clases en donde directamente se pasó al momento más tenso del cónclave. 

Reunidos con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, el de Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, la de Seguridad, Sabina Frederic, y el de Defensa, Agustín Rossi, en una conversación vía Zoom una de las recomendaciones en las que hubo unanimidad es en la necesidad de reforzar los controles de las medidas vigentes a la espera de que, en el escenario "más optimista" que sostiene Horacio Rodríguez Larreta pese a no tener camas disponibles en territorio porteño, la baja leve que notaron en los últimos días se convierta en tendencia.

Durante una reunión en Casa Rosada, los expertos mostraron "mucha preocupación", pidieron más fiscalizaciones y fueron "muy elocuentes" en precisar que consideran que no es momento de relajar ninguna medida. Además consideraron que "el sistema de salud está saturado y su personal estresado", indicaron fuentes oficiales.

Los epidemiólogos brindaron un panorama de la falta de camas en terapia intensiva (lo definieron como tensión en el sistema de UTI), problemas para conseguir oxígeno y hasta en algunos casos plantearon la preocupación por estar cerca el momento de tener que elegir a qué pacientes poder ingresar o intubar, añadieron las fuentes.

Por el Comité de Expertos lo hicieron, por videoconferencia, los doctores Luis Cámera (Sociedad Argentina de Medicina-SAM), Omar Sued (Sociedad Argentina de Infectología-SADI), María Marta Contrini (Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica-Sadip), Susana Lloveras (Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero-Slamvi), Florencia Cahn (Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología), Elsa Baumeister (Laboratoiro de Referencia de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud-ANLIS Malbrán).

También participaron Cecilia Freire (Asociación Argentina de Microbiología), Gonzalo Camargo (Sociedad Argentina de Emergencia), Pablo Bonvehí y Gustavo Lopardo (ambos de la Sociedad Argentina de Infectología-Sadi), Angela Gentile (Sociedad Argentina de Pediatría), Eduardo López (Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica-Sadip), Tomás Orduna (Hospital Muñiz), Pedro Cahn, Mirta Roses y Charlotte Russ (los tres de la Fundación Huésped).

Una de las cuestiones centrales que plantearon tiene que ver con la problemática que ven en las camas de terapia intensiva, no sólo en el AMBA sino también en el resto del país. Básicamente, y como consecuencia del operativo de vacunación, las personas que tienen que ser internadas en cuidados intensivos son de menor edad y su estadía en los hospitales es más prolongada.

Esto hace que la cama tarde más en liberarse. ¿Cuánto tiempo se necesitaría para que el sistema empiece a salir de la tensión actual? Esa pregunta se la hacen hacen tiempo tanto en el Gobierno nacional como en el de la provincia de Buenos Aires y el de la Ciudad. 

La respuesta que vienen recibiendo de asesores, ministros y colaboradores externos es bastante parecida: entre uno y dos meses. El cálculo es simple. Una persona que se contagia ahora, recién en diez días podría llegar (en caso de agravarse su cuadro) a una unidad de terapia intensiva, en la que la estadía promedio ronda entre las dos y las tres semanas. Es decir, casi llegando a mediados o finales de mayo. Por eso las restricciones que se piensan implementar tendría como primer horizonte fin de mayo.

Hoy por la mañana, en su habitual conferencia de prensa, el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, hizo referencia justamente a esto. “En la medida que veamos que los datos de estos días no descienden y creemos que hay que aumentar las medidas así lo haremos”, dijo y aclaró que las decisiones que se tomen serán aquellas que tengan “el impacto sanitario que buscamos”.

“Llevamos unos cuantos días con estabilización de casos, ahora necesitamos ver que bajen, como así también la ocupación de camas”, resumió el titular de la cartera sanitaria. Un dato no menor: la situación de las UTI en territorio porteño volvió a marcar un récord (84%). De los 450 espacios disponibles hoy solo quedan 72 libres, la menor cantidad registrada desde que empezó la pandemia.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!