Secciones
Dolor profundo

"Fui muy feliz": las últimas palabras que le dijo Sofía Sarkany a su familia antes de morir

La joven de 31 años falleció a una semana de haberse convertido en madre junto a su pareja.

Después de luchar durante años con un cáncer de útero, este lunes a la madrugada murió Sofía Sarkany, la hija del reconocido diseñador de zapatos Ricky Sarkany. La joven de 31 años se había convertido en madre hace menos de una semana, y su estado de salud se complicó en las últimas horas.

A pesar de que el sábado a la noche Susana Roccasalvo confirmó el fallecimiento de Sofía, sus familiares salieron enseguida a aclarar que si bien la estaba peleando, porque se encontraba en terapia intensiva, la realidad es que aún la joven vivía.

Sin embargo, Sarkany murió este lunes en la clínica de La Florida, debido a que había viajado a Estados Unidos para conocer a su hijo Félix, quien nació a través de un vientre subrogado, ya que por su enfermedad Sofía no podía quedar embarazada.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por eso mismo, cuando la joven se enteró de su pronóstico, junto a su pareja, Tomás Allende, decidieron congelar óvulos para que, a futuro, ella pudiera convertirse en madre.

Lo que no sabía la joven de 31 años es que su enfermedad iba a seguir creciendo, y que, para la llegada de su bebé, su estado iba a ser tan delicado.

El nacimiento del pequeño Félix estaba programado para el 28 de marzo, pero se adelantó y llegó seis días antes. Según confirmó el sitio Infobae, el bebé nació en Orlando y Sofía pudo presenciar el parto vía FaceTime, aunque luego puedo tener al niño entre sus brazos.

Ricky Sarkany fue uno de los que posteó una foto del pequeño, y le dio la bienvenida en sus redes sociales: "FELIX nació a las 12:41 y pesó 3.245 kg". 

Tras conocerse este lunes la noticia de su muerte, desde la cuenta de Ricky Sarkany hicieron una nueva publicación para recordar a la joven, donde escribieron que antes de fallecer, Sofía le dijo a su familia que se iba en paz, porque había vivido rodeada de mucho amor. "Fui muy feliz", aseguró.

Sofía empezó a trabajar en la empresa de su padre a los 18 años, y durante años formó su propia cápsula dentro de la marca de Ricky. Además, la joven era fotógrafa y le gustaba mucho pintar.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!