Secciones
Actualidad

¿Juicio político a Trump? Los tres escenarios políticos que enfrenta Estados Unidos

¿Será desplazado Donald Trump?

Luego del asalto al Capitolio por parte de partidarios del presidente Donald Trump, quienes intentaban frenar la certificación oficial de la victoria electoral de su rival demócrata Joe Biden, el analista político de BBC News Mundo, Ángel Bermúdez, describió tres posibles escenarios de cara al futuro en Estados Unidos. 

Destitución de Trump por impeachment o aplicación de la enmienda 25

Varias figuras políticas y mediáticas norteamericanas señalaron que el actual presidente debería ser sometido a un proceso de impeachment por incitar a la violencia. De hecho, la congresista demócrata Ilhan Omar anunció que estaba redactando una acusación formal para someterlo a ese proceso. 

El mandatario ya fue sometido a un impeachment entre fines de 2019 y comienzos de 2020, pero logró salir indemne gracias al voto de la mayoría republicana en el Senado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Para efectivamente destituirlo, se requiere que una mayoría simple de la Cámara de Representantes vote a favor de la presentación de cargos y que luego la condena sea votada por una mayoría de dos tercios en el Senado.

Según explicó Frank Bowman, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Misssouri, a la agencia Reuters se podría argumentar que Trump fomentó la sedición. Pero también podría ser procesado por otras acusaciones más genéricas como "deslealtad a la Constitución" o haber incumplido con las responsabilidades de su cargo.

Otra fórmula de posible aplicación es la enmienda 25 de la Constitución norteamericana, establecida en los años '60 después de la muerte de John F. Kennedy, para regular la sucesión en caso de que el presidente quede incapacitado para ocupar el cargo pero se niegue a renunciar. 

En ese caso, el vicepresidente y una mayoría del gabinete tienen la potestad de removerlo. Si el primer mandatario se niega, se puede insistir pasando la cuestión al Congreso, que deberá aprobarlo por el voto afirmativo de dos tercios de ambas cámaras.

Un Partido Republicano dividido 

Aunque Trump abandone la presidencia, seguirá manteniendo una fuerte base electoral muy radicalizada. Esto sin duda forzará a los dirigentes republicanos a decidir cómo se posicionarán al respecto. 

En ese sentido, el profesor de gobernabilidad de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, considera que el Partido Republicano se encuentra al borde de una división severa.

"Creo que podrían pasar varias cosas: una, que el Partido Republicano finalmente se una y expulse a Trump, de manera que acabe aislado, junto a sus aliados y las personas a las que les otorgó perdón", explicó. 

"Lo otro que puede pasar es que el partido se divida, se quiebre. No hablo de una división formal, sino de una conformación en la que haya un ala del partido que todavía esté fuertemente alineada con Trump y otra ala que esté tratando de avanzar más allá de Trump. Y si los republicanos quedan divididos, esto va a fortalecer a Biden", advirtió. 

Parte del país sin reconocer a Biden

Sin duda la gestión de Biden tiene por delante el desafío de gobernar sobre un país donde una buena porción de ciudadanos no cree en su legitimidad como presidente. 

La consultora Eurasia Group apuntó a que el principal riesgo geopolítico de 2021 es que "mientras una parte significativa de los votantes de Trump le sigan siendo leales, él proyectará una larga sombra, impulsando a los líderes republicanos a apoyarle para evitar perder el respaldo de sus bases. Para ellos, Biden será ilegítimo".

Esta situación es aún más grave en épocas de pandemia, cuando al nuevo presidente incluso le costará formar consenso sobre medidas sanitarias básicas 

Temas

  • Estados Unidos
  • Capitolio
  • Donald Trump
  • Joe Biden

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios