Secciones
Actualidad

"La operación salió perfecta": Omar recibió el hígado que necesitaba y fue trasplantado con éxito

De todos modos, todavía resta esperan como evoluciona dentro de las próximas 72 horas.

Omar Rachem, el nene de 12 años que estaba internado en el Hospital Italiano a la espera de un trasplante de hígado, finalmente fue operado este miércoles, y su familia confirmó que todo salió bien, aunque las próximas 72 horas son claves para determinar su evolución.

Omar Rachem fue trasplantado y la operación salió bien.

En diálogo con BigBangYésica, tía del niño, contó que ayer "la operación salió perfecta" y que afortunadamente Omar "está muy bien". "Tenemos que esperar la evolución de estas 72 hs", agregó, y dijo que por ahora el nene permanece aún sedado.

Los médicos le dijeron a su familia que en unas horas Rachem será despertado, y volverá entonces a abrir los ojos en compañía de sus padres, quienes no se movieron, ni se mueven, de su lado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sobre el trasplante, Yésica aclaró que todo el trámite es anónimo, por lo que hasta ahora no saben quién es la persona que donó. "Gracias a esa familia que tomó esta decisión, hoy Omar esta bien", aseguró.

Omar mostró la importancia de donar órganos.

Del mismo modo, comentó que su hermana, la mamá del niño, se enteró este miércoles a la mañana de que existía una posibilidad de que se hiciera el trasplante, pero que por protocolo, le dijeron que no diga nada hasta que llegara el hígado al centro de salud.

"Se lo comunicaron directamente y le pidieron por favor que no dijera nada porque en el medio había que hacer cosas, ver si era compatible, por ejemplo. A las 14 ella me avisó que la operación se hacía a las 17, y que estaba todo ok. Ella tuvo que guardar la información, por protocolo, pero no se enteró de quién es el donante", indicó la tía de Omar.

Muy emocionada, Jésica agradeció nuevamente a la familia que decidió donar el hígado de la persona fallecida, y comentó que a pesar de que muchos les decían que la nueva ley Justina (N° 27.447) ya está vigente, se dieron cuenta de que aún no se aplica del todo, porque tuvieron que esperar que los allegados del difunto dieran el sí para que se llevara a cabo la cirugía.

"Hay millones de personas que deberían tomar conciencia de lo que significa donar, hay 8 mil personas esperando un trasplante de cornea o de tejido, para salvar su vida o mismo para mejorar su calidad de vida, entonces son muchas la personas que están a la espera. Nosotros hoy hicimos visible este caso, pero hay muchísimos más", aseguró.

El niño de 12 años sigue sedado pero hoy será despertado.

Cómo se enteró Omar de su enfermedad

Después de haber pasado 7 meses en su casa por la pandemia del coronavirus, Omar volvió a entrenar en el club Ciudad, donde juega al hockey. Por simple prevención, su mamá decidió hacerle un chequeo de rutina a su hijo, sin pensar que le iban a dar una de las peores noticias de su vida.

El laboratorio que llevó a cabo los exámenes detectó unos valores extraños, por lo que el jueves pasado le pidieron a la familia que llevaran al nene de urgencia al Cemic, y esa misma madrugada quedó internado en la terapia intensiva del Hospital Italiano de Capital Federal.

Según le dijeron los médicos a los papás de Omar, solo funcionaba el 20% de su hígado, y aunque intentaron hacer un tratamiento con corticoides, no sirvió de nada y los profesionales indicaron que había que hacer un trasplante urgente para que los otros órganos de su cuerpo no se siguieran deteriorando.

Por eso mismo, el niño entró segundo en la lista de espera del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), y desesperados, sus familiares salieron a hablar en los medios y utilizaron las redes sociales para generar conciencia sobre la importancia de donar.

Desde ese jueves en que Omar quedó internado, ninguno de sus allegados pudo comprender cómo la situación era tan compleja, si el chico nunca había manifestado síntomas, más que un poco de cansancio y los ojos apenas amarillos.

Aunque al principio no se sabía bien qué le pasaba al pequeño, poco después los profesionales que lo atendieron detectaron que tenía una falla hepática y que se trataba de una enfermedad autoinmune que requería de un trasplante; y en medio de la desesperación, el desconsuelo y el temor, solo seis días después Omar Rachem fue operado con éxito.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!