Secciones
entrevista

“Las clínicas están muy llenas y el sistema está al 90%”: Belocopitt encendió la alarma por la saturación del sector privado

Ante la segunda ola de coronvirus, el dueño de Swiss Medical habló con BigBang sobre la ocupación de camas UTI, el aumento a los trabajadores y la campaña de vacunación.

Los aumentos de casos de coronavirus en Argentina, encendieron las alarmas de todos los sectores. Sobre todo, en el área vinculada a la Salud. Mientras el Gobierno Nacional impone nuevas restricciones, la preocupación llega por las advertencias de los sanitaristas. En ese sentido, Claudio Belocopitt, el presidente de la Unión Argentina de la Salud y dueño de Swiss Medical, expresó su preocupación por el nivel de ocupación de camas del sistema privado de salud.

En una entrevista con BigBang, Belocopitt afirmó, sobre la actualidad en las clínicas: “El sector privado de la salud está muy complicado. Las clínicas están muy llenas, el nivel de laburo es muy alto y la suba de casos que venimos teniendo es muy grande. En la última semana hubo una aceleración en los contagios, lo cual es una situación sumamente complicada y sumamente preocupante. Y esta es la realidad. No es una opinión. Tampoco un análisis”.

Según Belocopitt, las clínicas están "muy llenas".

Y completó, sobre el aumento en el número de internaciones por COVID-19: “Vos podés recorrer hoy los sanatorios de Capital Federal y están llenos. Las curvas están mostrando una aceleración muy fuerte en los índices de contagios y va a ser necesario intentar, de alguna forma, que esto se detenga porque si no se hace, el tema se va a complicar feo. Esta es la realidad”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

-¿La ocupación de camas UTI es alta en el sector privado?

-Sí, es muy alta. Hoy en promedio, el sistema está al 90%. Es una ocupación alta para estar viviendo una pandemia. Si no estuviéramos viviendo una pandemia, sería una ocupación normal en el sistema de salud. Pero cuando se está trabajando con un sistema normal, hay exactamente cálculos que indican cuántas cirugías cardiovasculares, cuántos ACVs, cuántos oncológicos o cuántos partos, entonces se va midiendo un escenario, con un radar de movimiento, que permite estar tranquilo. Con una pandemia, donde la aceleración de casos sube la demanda de la estructura y no se conoce cuándo es el final, estos índices de ocupación son peligrosos.

"Los sanatorios están llenos. Las curvas muestran una aceleración muy fuerte en los índices de contagios, el tema se va a complicar feo.

-El año pasado la ocupación del sistema de salud del sector privado fue muy alta. Pero los casos no eran los mismos a esta altura del año porque el virus recién había llegado al país y tampoco había una aceleración como en la actualidad.

-Eso es así. En 2020, estuvimos cerca de la saturación de camas en algunas semanas con una ocupación muy alta. Pero esa ocupación no se había dado con la aceleración que se viene dando en la última semana. La preocupación es que vivimos una aceleración de casos muy fuerte y en aquel momento había una conducta de la sociedad mucho más cuidadosa de lo que está pasando ahora. Eso hace que la alerta de hoy es mucho más peligrosa.

El aumento de contagios preocupa.

-Los casos superan los 14 ó 16 mil casos a diario en Argentina y todavía no llegó el frío, que se sabe que ayuda a que se multipliquen aún más. ¿Cómo se preparan para eso?

-No hay duda de que el panorama es complicado. Sino jugamos a una guerra que nos cuentan que vamos ganando. Estamos en un proceso difícil. Todos tenemos que estar conscientes de lo que pasa. Necesitamos vacunar muchísimo para amortiguar el impacto. Ya no vamos a llegar a vacunar lo suficiente para bajar, bajo ese esquema la velocidad de contagios. Todos tienen que entender que vamos a tener que tomar muchos recaudos porque volvemos a lo mismo, tenemos que evitar lo más que salud que el sistema no sature.

-¿Cómo analizás la campaña de vacunación?

-La campaña fue desprolija al comienzo. Nosotros estamos terminando recién ahora la vacunación de nuestros trabajadores y colaboradores. Es decir, no se cumplieron las etapas como tendrían que haber sido. Ahora empezó un proceso más ordenado. De todas hay que prepararse logísticamente para una campaña de vacunación masiva y para eso va a ser necesario utilizar mayor cantidad de bocas.

-¿Por qué?

-Porque vacunas y vacunación son dos cuestiones distintas. Si nosotros tardamos en utilizar las vacunas que tenemos, que encima son pocas, me parece que vamos a tener que implementar una logística de mayor velocidad. Mientras tanto, hay que seguir con el protocolo de vacunación. Es decir, seguir con los mayores, que son los más importantes, y seguir con los que tienen enfermedades de riesgo, porque son necesarios cuidar de ellos y son los que más utilizan el sistema.

El dueño de Swiss Medical criticó la campaña de vacunación.

-¿Cómo están los trabajadores de salud?

-Tenemos dos situaciones diferentes. Están cansados, agotados por todo lo que pasó. Pero, por otro lado, tenemos un conflicto gremial que resulta increíble que no podamos terminar y poder ajustar la paritaria. Eso es una cosa insólita. Hubo una reunión en el Ministerio de Trabajo y no se pudo llegar a un acuerdo. Eso es al lado negativo. En lo positivo, no es lo mismo estar enfrentando este lío sin vacunas que con todos los trabajadores vacunados. Eso es un elemento fundamental.

-Con esta pandemia quedó en evidencia que los sueldos de los trabajadores de la salud deben ser mucho mejores. En el medio hubo una crisis económica, ¿el sector privado necesitó o necesita ayuda económica del Estado?

-El año pasado, por distintos ajustes de tarifas que no se pudieron hacer y bajadas de las obras sociales que no tenían plata para aumentar, el Estado dio ATP a las clínicas, y eso al sistema lo ayudó. Lo recibió como lo hicieron otros sectores de la economía. Pero ahora estamos en un problema grande porque no podemos terminar de cerrar la paritaria y termina una crisis de financiamiento que es totalmente ilógica en el medio de una pandemia y es un tema que tenemos que resolver.

-¿Cuáles son esas cifras a resolver?

-En 2020 las cuotas de medicina prepaga aumentaron solamente 10% con una inflación del 36%. Es imposible. Es el sector de la población que, teóricamente, mejor posición económica tiene. Me parece que tenemos que buscar un camino para solucionar esto y solucionar la paritaria para los trabajadores, que son el sector que más lo merece.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!