Secciones
Actualidad

"Les digo a las madres que abracen a sus hijos": la dolorosa despedida a Fernando en el cementerio de la Chacarita

El joven fue enterrado este lunes a la mañana en el cementerio de la Chacarita.

Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes por un grupo de rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell, recibió el último adiós de familiares y amigos este lunes en el cementerio de la Chacarita. Antes, se celebró una misa en su honor en el colegio Marianista de Caballito, donde el joven cursó la escuela secundaria.

Allí, su madre, Graciela, volvió a dialogar con la prensa recordando a su único hijo. "Era feliz. Se había anotado la semana anterior para estudiar Derecho. Les digo a las madres que abracen a sus hijos, porque uno no sabe", se lamentó. 

La mujer también recordó que Fernando "era un chico decente, al que todos querían" y "tenía varios grupos de amigos, le gustaba salir, amaba a su novia y amaba la vida". Por su parte, Silvano, el padre del joven, reveló que testigos señalaron que cuando fue atacado estaba "tomando un helado afuera" junto a sus amigos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"No puedo decir mucho de los jóvenes, son unos animales. Sólo puedo hablar de mi hijo. Todos lo querían, tenía varios grupos de amigos. Amaba a sus amigos. Era colaborador, servidor en el colegio, iba a campamentos a ayudar a los chicos, a colegios a ayudar, era el más fuerte", relató.

"Lo mataron a golpes, quiero que se haga Justicia por mi hijo", agregó Graciela. "Antes de irse de vacaciones fue a inscribirse a la facultad, fue todo un éxito. Cuando volvió me decía: 'llamame Doctor Fernando. Voy a ser como (Fernando) Burlando, me decía'. Amaba la vida, amaba a su novia, eran felices, jugaban juntos, se paseaban juntos, era un buen chico, no tomaba, no fumaba".

Por su parte, Alejandra, madre de Julieta -la novia del fallecido- lo recordó como "un chico bueno, deportista y tranquilo", y contó que su hija "está destrozada". Ambos estaban a punto de celebrar su primer aniversario de noviazgo, cursaron juntos el CBC y planeaban estudiar Derecho en la Universidad de Buenos Aires.

Homicidio agravado

La fiscal que lleva adelante el caso, Verónica Zamboni de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Villa Gesell, solicitó la detención formal de los 11 aprehendidos al juez de Garantías de Villa Gesell, Leopoldo Mancinelli, por el delito de "homicidio agravado por participación premeditada de dos o más personas".

Al parecer, dos de los rugbiers serían señalados como coautores, ya que están identificados como quienes golpean a Fernando mientras está inconsciente en el piso, mientras que uno de esos dos sería quien le dio la patada que -de acuerdo a la autopsia- le causó la muerte. Los demás acusados quedarían acusados como partícipes necesarios.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!