Secciones
Actualidad

"Mi hijo no tuvo juicio": dura declaración de la mamá del ladrón asesinado por Chocobar

Ivonne Kukoc declaró por videoconferencia en el juicio. 

Ivonne Kukoc, la madre de Juan Pablo Kukoc, el asaltante que murió baleado por el policía Luis Chocobar en 2007 en el barrio porteño de La Boca, declaró este miércoles como testigo en el juicio que se le sigue al victimario.

Según Pablo Rovatti, el abogado que representa a la familia de Kukoc, el testimonio de la madre del delincuente asesinado fue "muy sentido" y "doloroso". A pedido de la mujer, profundamente afectada emocionalmente, la declaración fue suspendida unos minutos.

"Fue una declaración dura. Dijo que esperaba que se haga justicia y que confía en el criterio del tribunal", reconstruyó el letrado. "Se lamentó porque el policía está siendo juzgado y que esa posibilidad no la tiene, ni la tuvo, su hijo porque fue asesinado por la espalda cuando corría escapándose sin representar un riesgo y un peligro para nadie".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Tras la declaración, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles, día en el que se realizará una inspección ocular en el lugar donde se registró el hecho.

Si bien Ivonne Kukoc declaró por videoconferencia, Chocobar concurrió de manera presencial a la audiencia junto a su abogado Fernando Soto.

En la puerta de los tribunales de Comodoro Py se concentraron tanto grupos anti "gatillo fácil"  como manifestantes en apoyo al policía acusado, separados por un cordón policial para evitar incidentes.

Al finalizar la audiencia, Soto anticipó que "todo indica que habrá un veredicto entrado el año próximo" y expresó que "el fiscal dijo que está convencido de que Chocobar no quiso matar, que obró cumpliendo un deber pero que se habría excedido". 

Gatillo fácil

El hecho en el que Kukoc resultó asesinado por Chocobar comenzó cuando el turista estadounidense Frank Wolek caminaba por La Boca y, poco antes de llegar a la calle Caminito, fue interceptado por el fallecido y su cómplice menor de edad.

Uno de ellos lo apuñaló en el pecho y lo dejó gravemente herido, tras lo cual ambos delincuentes huyeron. Kukoc fue interceptado a tres cuadras por dos transeúntes que habían visto el ataque.

Instantes después, llegó al lugar Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda. Según declaró luego, le pidió que se detenga y le disparó.

Kukoc recibió un balazo en muslo izquierdo y otro en la zona de la espalda, que le provocó la muerte. De acuerdo a un peritaje realizado por expertos de la Policía Federal. la bala que disparó Chocobar y mató al ladrón primero rebotó en el asfalto, lo que para su defensa demuestra que no apuntó a matar, sino a las piernas.
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!