Secciones
Pandemia

¡Ojo con esto! Por qué una persona vacunada igualmente puede infectarse y contagiar

A pesar de estar vacunados, los ciudadanos pueden igualmente infectarse y contagiar a otros.

A pesar de que algunos países del mundo tienen la mitad de su población inoculada, y hasta incluso recomiendan que salgan a la calle sin barbijo, lo cierto es que las personas vacunadas corren igualmente, en un menor porcentaje, riesgo de contagiarse de coronavirus y de infectar a su vez a otros.

La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada, que, generalmente, por tener la dosis aplicada no sufrirá síntomas o si los tiene serán leves en futuras infecciones.

Lo cierto es que un reciente estudio realizado en centros de mayores en Chicago demostró que un 4,2%, entre trabajadores y pacientes, se contagiaron por SARS-CoV-2 en un periodo de cuatro meses, desde diciembre del 2020 a marzo 2021.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De las personas infectadas, la mayoría no habían sido vacunadas. Pero un 6% de las infecciones se habían dado en personas totalmente vacunadas y un 23% en las que habían recibido una sola dosis.

De igual modo, en otro estudio realizado en Reino Unido con trabajadores sanitarios que habían tenido Covid-19, un 0,6% sufrieron reinfección, aunque con síntomas leves.

Además, un análisis llevado a cabo por SIREN (SARS-COV2 Immunity and Reinfection Evaluation), hecho por el sistema de salud público británico, se enfocó en la inmunidad y la reinfección por el coronavirus y concluyó en que la respuesta inmunitaria previene en gran medida el riesgo de contagio.

En cuanto a España, ya se han notificado casos de personas vacunadas con las dos dosis que se han reinfectado presentando síntomas leves acompañados con altas cargas virales. Lo mismo ha ocurrido en otros países como Singapur o las islas Seychelles.

Lo que sucede, es que tanto los anticuerpos como los linfocitos "preparados para defendernos" se encuentran dentro de nuestro cuerpo, y como este virus nos contagia principalmente a través de los aerosoles del aire, comienza invadiendo las células que revisten la parte superior del sistema respiratorio. Eso implica una relación entre la capacidad de infección y el tiempo de reacción del sistema inmunitario.

Según Guillermo López Lluch, investigador asociado del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, las personas inmunizadas disponen de un sistema entrenado que actuará en poco tiempo. Pero hasta que eso pase, el virus puede proliferar y la persona podría estar contagiada pero sin síntomas, y podría además contagiar a otras.

El simple hecho de que el virus encuentre oposición por parte del sistema inmunitario casi de inmediato permite pensar que habrá una reducción en su capacidad de transmisión. De hecho, un reciente estudio en Reino Unido (sin revisión por pares), indica que hasta un 50% menos.

Por eso, dado que la inmunización aumenta el número de personas asintomáticas que no saben que están contagiadas, no podemos bajar la guardia. Por ello, el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) previene sobre los contagios procedentes de personas inmunizadas.

Aún así, es imprescindible que se alcance la inmunidad de grupo para disminuir la expansión del virus y los contagios.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!