Secciones
Paro en el sarmiento

"Prefiero que me insulten porque no hay trenes que por la seguridad", dice Sobrero

Trabajadores del ferrocarril Sarmiento llevan a cabo un paro en reclamo por mayores medidas de seguridad. Además, reclaman que la empresa levante la sanción a un grupo de 70 empleados sancionados, del sector de limpieza. La medida es por 24 horas y afecta a unos 350 mil pasajeros, que deberán buscar otras alternativas para viajar.


El paro comenzó pasada la medianoche. En la estación Castelar, un centenar de trabajadores se reunió para realizar una vigilia. El servicio que une Once con Moreno no estará operativo durante toda la jornada y se estima que se verán perjudicados unos 350 mil usuarios que deberán buscar una alternativa para viajar.

Rubén "Pollo" Sobrero explicó a BigBang cuáles son los motivos por los que van al paro.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El delegado de los trabajadores del Sarmiento, Rubén “Pollo” Sobrero, explicó a BigBang que fueron dos las razones que llevaron a la protesta: en primer lugar, la suspensión de un grupo de 70 trabajadores del área de limpieza. “Los trabajadores se negaron a trabajar porque no había luz, es lógico, no podían hacer su labor. La empresa lo tomó como una medida de fuerza y los sancionaron”, cuestionó Sobrero.

Según la operadora, cada empleado que participó en ese paro recibió cinco días de suspensión porque "ni el gremio ni los delegados cumplieron en notificar formalmente la existencia de algún reclamo y además no siguieron las instancias obligatorias de conciliación para la resolución de todo conflicto".

Por otra parte, un siniestro ocurrido días atrás fue la gota que colmó el vaso para reclamar por mayores medidas de seguridad. El 16 de julio, una formación del Sarmiento atropelló al trabajador Sergio Garay, quien se encontraba en una cuadrilla de reparación de las vías, en Castelar. El hombre perdió una pierna.

La medida de fuerza busca que la operadora Trenes Argentinos impulse un protocolo de seguridad para “proteger a los trabajadores”. “Hay problemas con las barreras, se abren y cierran solas, se tiene que discutir un nuevo protocolo de seguridad. Hasta que esto no pase, vamos a seguir incrementando las protestas”, aseguró Sobrero.

 

Más temprano, Sobrero había dicho que prefería ser insultado por los usuarios por la falta de servicio y no por la falta de seguridad: “Prefiero que me puteen porque no hay trenes y no por la falta de seguridad y que por no haberla denunciado suceda otra tragedia”. “No podemos permitir que nos sancionen por reclamar por condiciones seguridad para el trabajador y para el usuario”, señaló.

Desde la madrugada los trabajadores llevan a cabo la medida de fuerza.

Aún no está programada una nueva jornada de suspensión del servicio. De todos modos, los ferroviarios esperan recibir una respuesta de las autoridades. El próximo martes habrá una nueva asamblea, y podrían definir si avanzan en una nueva protesta. “La inversión en seguridad no es un gasto, es una inversión”, apuntó el delegado, quien cuestionó que aún no llegaron grandes inversiones para el Sarmiento.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!