Secciones
¿Con secador o toallas de papel? Qué manera de secarse las manos resulta más saludable
Actualidad Cuidados

¿Con secador o toallas de papel? Qué manera de secarse las manos resulta más saludable

Aunque el foco siempre está puesto en el buen lavado de manos, resulta muy importante la forma en que las secamos.

Ya todos sabemos la importancia que tiene el lavado de manos para el cuidado de la salud, pero a lo que muchas veces no se le prestamos demasiada atención es a la forma en que nos secamos y al tipo de instrumento que usamos para hacerlo.

Por eso mismo, un grupo de investigadores europeos llevaron a cabo un estudio en diferentes baños, para alertar a la población sobre el valor que tiene secarse con toallas descartables de papel, y lo malo que puede resultar si se utiliza otro método, como el secador con aire caliente.

El secador de manos puede resultar peligroso para la salud.

Normalmente, después de lavarse bien las manos con agua y jabón, nadie quiere volver a ensuciarlas con una toalla húmeda que quedó colgada en una percha y que no se sabe quién la usó.

Por eso mismo, los baños de los lugares públicos suelen ofrecer toallas descartables de papel, y secadores para manos, que muchas veces se promocionan como "mejores para el medio ambiente" y "más higiénicos".

Lo mejor es secarse las manos con toallas de papel descartables.

Sin embargo, según revelaron investigadores de Reino Unido, Francia e Italia, los secadores de aire son básicamente "cañones de bacterias".

Alerta: el objeto que menos imaginás, pero que más bacterias tiene dentro de los aeropuertos

Los científicos se basaron en varios estudios realizados en diferentes baños de cada país, y como resultado general, encontraron que estos dispositivos lo que hacen es dispersar cantidades alarmantes de bacterias de las manos de otros sobre la superficie y en el aire del lugar.

El problema surge porque habitualmente las personas no se lavan las manos correctamente, lo que produce que al secarlas con estos fuertes chorros de aire las bacterias se esparzan por todas partes.

El principal problema es que la gente se lava mal las manos.

"En efecto, el secador de aire crea un aerosol que contamina el baño, incluyendo el secador mismo y, potencialmente, el lavabo, el piso y otras superficies, dependiendo del diseño del secador y dónde está ubicado", explicó a la BBC Mark Wilcox, profesor de microbiología de la Universidad de Leeds.

Esta complicación afecta también a los baños de hospitales, donde se encontraron infecciones resistentes a antibióticos, las cuales en algunas oportunidades provocaron la muerte de los pacientes.

En los baños de hospitales es donde peor funciona el secador de manos.

Lo cierto es que los cultivos que recogieron de esas muestras en los baños de centros médicos revelaron una concentración de bacterias en el aire y en las superficies muchísimo más alta en los baños donde solo había secadores de aire a chorro.

La diferencia más dramática se detectó entre la superficie del secador y la superficie del dispensador de toallas de papel. En Udine, el secador tenía 100 veces más bacterias, en París 33 veces y en Leeds 22.

Finalmente, el equipo del doctor Wilcox afirmó en su informe publicado en el sitio Journal of Hospital Infection que hay muy poca justificación para el uso de secadores de aire a chorro en sitios públicos y que las toallas de papel absorben el agua y microbios restantes en las manos.

Temas

  • Cuidados
  • Salud
  • Manos
  • Lavado
  • Secador
  • Toalla de papel
  • Bacterias

Comentarios