Secciones
Horror en Ezeiza: con golpes y gas pimienta, reprimieron una protesta pacífica de mujeres presas
Actualidad Cárcel

Horror en Ezeiza: con golpes y gas pimienta, reprimieron una protesta pacífica de mujeres presas

Un grupo de internas instrumentó un "ruidazo" para manifestarse por el incumplimiento en el pago del fondo de reserva.

Por Natalia Torres

El Día Internacional de la Mujer no sólo fue eje de marchas femeninas en todo el mundo, sino también de una manifestación de las internas que viven entre de los gruesos muros del pabellón de Ezeiza

alt title mujeres
Las mujeres se manifestaban de forma pacífica.

En protesta por el incumplimiento en el pago del fondo de reserva que reciben sus familias -y que, para muchas, es la única fuente de mantenimiento de hijos o parientes- las habitantes del pabellón 24 del módulo III del Complejo IV de Ezeiza decidieron encarar un "ruidazo" pacífico. 

Sin embargo, la respuesta del Servicio Penitenciario estuvo lejos de ser conciliadora: un grupo de agentes ingresó violentamente al lugar, agrediendo a las mujeres con golpes y patadas, y lanzando gas pimienta. 

"Una de ellas fue llevada al pabellón psiquiátrico de la unidad, un depósito en el que drogan y golpean a las mujeres como parte del procedimiento", explica un comunicado del colectivo YoNoFui, que realiza trabajo social en el penal. "Otras cuatro compañeras fueron llevadas a celdas de castigo". 

Hematomas, cortes y rasguños

"Fue un problema que también se replicó en otros pabellones, de hecho ayer recibimos una nueva denuncia en otro, el 22", le explica a BigBang Mariana Lauro, Coordinadora de Trabajo con Colectivos Sobrevulnerados en Prisión de la Procuración Penitenciaria de la Nación. 

alt title ezeiza
Personal de la Procuración y funcionarios judiciales recorrieron las instalaciones del penal.

El organismo efectuó una denuncia formal ayer luego de que un médico constatara la presencia de hematomas, cortes y rasguños en los cuerpos de varias internas. Vale remarcar, además, que el personal masculino tiene prohibido el ingreso a los pabellones femeninos, y que había agentes varones entre los agresores. 

"Ellos argumentan que tienen miedo de que prendan fuego algo, pero lo cierto es que cada vez que suceden incidentes así utilizan fuerza innecesaria", detalla Lauro.

 "Esto pone en cuestión de qué manera el Servicio Penitenciario enfrenta la conflictividad: de un modo desmedido que, más allá de que no cumple estándares de derechos humanos, no colabora en resolver el conflicto", agregó.

Luego de tomarle declaración a las internas y de la revisión médica, personal de la Procuraduría, el fiscal Federal de Lomas de Zamora que interviene en la denuncia, un juez de Casación y otros organismos preocupados por el hecho, visitaron los pabellones de Ezeiza donde ocurrió el hecho. Las mujeres reprimidas, mientras tanto, se encuentran en huelga pacífica en sus pabellones

Temas

  • Fue en el #8M

Comentarios