Secciones
Actualidad Amor

La nueva vida de Rubio, el perro callejero que se fue a Alemania

Rubio, el perrito que supo recorrer las calles de Puerto Madero para buscar amor y comida, ya tiene una nueva vida. Todo gracias a Olivia, la azafata alemana que lo adoptó y se lo llevó a vivir a Europa. Ahora el animal ya no sufre, todo lo contrario, está rodeado de "amigos" que le brindan cariño. 
1/5
Olivia y Rubio jugando en el parque.

Olivia y Rubio jugando en el parque.

Rubio jugando con su nuevo

Rubio jugando con su nuevo "hermanito".

Rubio conquistó el corazón de Olivia.

Rubio conquistó el corazón de Olivia.

Olivia no fue indiferente y rescató a Rubio de la calle.

Olivia no fue indiferente y rescató a Rubio de la calle.

Rubio ya no sufre frio y hambre, ahora es feliz.

Rubio ya no sufre frio y hambre, ahora es feliz.

La nueva vida de Rubio. La historia que hizo emocionar a todos los amantes de los animales tiene un nuevo capítulo. El perrito callejero más conocido de Argentina ya no sufre la indiferencia ni el hambre. Ahora tiene una nueva vida. Ahora es realmente feliz


La nueva vida de Rubio en Alemania. Foto: Facebook.

A principios de agosto se supo la tierna historia de Olivia Sievers, una azafata alemana que adoptó a Rubio, un perrito callejero argentino que conquistó su corazón.

El perrito esperaba a la azafata en la puerta del Hilton. Foto: Facebook.

Según contó la alemana, cada vez que llegaba a Argentina por trabajo (volaba una vez por mes al país), se alojaba en el hotel Hilton de Puerto Madero, y siempre se encontraba con la misma sorpresa: en la puerta la esperaba Rubio

Rubio descansaba en la puerta mientras esperaba a que Olivia salga del hotel. Foto: Facebook.

Como buena amante de los animales, la azafata siempre le alcanzaba alimentos y le daba afecto. Fue tal el vínculo que se generó entre la joven y el animal, que Olivia se contactó con "Mascotas Puerto Madero" para encontrarle un hogar a Rubio. Y lo logró: el perro dejó las calles frías y la indiferencia para entrar a un lugar calentito donde le hacían mimos y le brindaban cariño. 

Rubio recorría las calles de Puerto Madero en busca de amor y alimentos. Foto: Facebook.

Pero la última vez que viajó la azafata a la Argentina, cambió de opinión. Es que Rubio, quien estaba cómodo en el refugio, decidió escaparse y aparecer en la puerta del Hilton. Tanto fue el asombro de la alemana que no lo dudó: el viernes 5 de agosto firmó los papeles correspondientes, colocó al animal en un canil y se lo llevó a vivir a Friesland, un distrito rural ubicado a 280 kilómetros al oeste de Hamburgo.

Así viajó Rubio hacia Alemania. Foto: Facebook.

La nueva vida de Rubio

Ahora Rubio vive en Alemania, junto a una familia que lo quiere y lo cuida. Por suerte ya no sufre la indiferencia, el frío y el hambre que supo vivir en las calles de Puerto Madero.

Pero el perro argentino no es "hijo único". La azafata es amante de los animales y en su casa tiene dos perros más, que juegan y se divierten junto a Rubio.

El nuevo integrante jugando con sus amigos. Foto: Facebook.
A Rubio le gusta visitar el campo vecino a su hogar y mirar las vacas. Foto: Facebook.  

La alemana exhibió fotos de la nueva vida de Rubio y contó que al nuevo "ciudadano" alemán le gusta jugar con sus "hermanos" y observar las vacas y caballos que se encuentran en el campo lindero de su hogar.

Temas

  • Olivia Sievers
  • Rubio
  • Alemania
  • Argentina
  • Mascotas Puerto Madero

Comentarios