Secciones
Actualidad polémica

Lo balearon y murió porque su esposa, Testigo de Jehová, rechazó la transfusión

El hombre fue asaltado por cuatro delincuentes que intentaron robarle la camioneta. A pesar de que no se resistió, lo balearon. Fue llevado de urgencia al hospital, donde murió.

José Alberto López, de 57 años, fue baleado el viernes pasado en Villa Pineral. Los delincuentes quisieron robarle la camioneta y, a pesar de que no se resistió, le dispararon.


El episodio sucedió en la calle Directorio al 3200. Tras el disparo, el hombre, que era asistente de un contador público con oficinas en el centro porteño, fue trasladado al hospital Carrillo.

El hombre estuvo varios días internado en grave estado. Los médicos estaban preparados para operarlo pero no podían hacerlo porque había una orden de su esposa Margarita, quien es testigo de Jehová y por razones religiosas impidió la transfusión de sangre.

José estuvo internado varios días pero terminó falleciendo.

López agonizó unas horas más y falleció

Este hecho despertó la ira de toda la familia de López, quienes se enteraron de su internación el lunes. Víctor, el hermano de José, contó que cuando se acercó al hospital habló con los médicos y ellos le aseguraron que la operación tenía que ser urgente, porque su hermano se estaba muriendo.

Víctor habló con Margarita, pero la mujer no entró en razón. El hecho que indignó al hermano del fallecido es que en realidad su familia es católica, no testigo de Jehová.

Por eso no comprende cómo la esposa de su hermano pudo tomar semejante decisión y negar la transfusión de sangre, lo que terminó causando la muerte de José.

 

 

 

Temas

  • Testigo de Jehová
  • José Alberto López

Comentarios