Secciones
Manual de instrucciones para besar bien: 9 cosas que no sabías sobre los besos
Actualidad Beso a beso

Manual de instrucciones para besar bien: 9 cosas que no sabías sobre los besos

Lo que para muchos es un simple acto mecánico puede convertirse un condicionante de relaciones.

“Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja”.


El modo de besar puede definir el futuro de una relación.

Experto en el arte de confeccionar literarios manuales de instrucciones, Julio Cortázar describió con minuciosidad el acto de besar en el séptimo capítulo de Rayuela; tal vez uno de los más emblemáticos de la novela. “Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio”.

Los labios tienen diez mil terminaciones nerviosas.

“Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua”, cierra el escritor.

Estudios aseguran que besar prolonga la vida.

La pasión de sus líneas no suele ser habitual. De hecho, muchos parecen haber olvidado la importancia del acto de besar. Un buen beso, un beso en serio, un beso que te encienda todo el cuerpo; ya no es algo que abunde. Es por eso que BigBang recopiló datos científicos (y no tanto) para apoyar la campaña: que vuelvan los buenos besos.

Manual de instrucciones para besar mejor

  • Humedecer la boca es clave. Los labios secos tienen menos movilidad.
  • Inclinar la cabeza evitará encontrarse nariz con nariz y permitirá darle mayor profundidad al beso.
  • Cerrar los ojos, aunque es materia de debate, ayuda a mejorar el beso: hay muchos que se sienten incómodos si los observan.
  • Es importante empezar con un beso suave y abrir de a poco la boca. Los ingresos intempestivos suelen ser poco eróticos.
  • Aprender del otro. La forma en la que somos besados dice mucho de cómo quiere nuestro compañero/a que lo besen.

Nueve cosas que no sabías sobre el arte de besar

  1. Los labios son la parte del cuerpo con mayor sensibilidad. Ese es el motivo por el cual los humanos se besan por naturaleza. En ellos hay 10 mil terminaciones nerviosas, mientras que en el clítoris femenino, por ejemplo, sólo hay ocho mil.
  2. Somos más felices cuando nos besan. El acto libera endorfinas y oxitocina, hormonas que provocan una sensación positiva y reducen el estrés.
  3. Besar alarga la vida. Así lo confirmaron diversos estudios sobre la longevidad, cuyos resultados advirtieron que las parejas que se besan a menuda suelen vivir más años.
  4. Los hombres abren más la boca al momento de besar. ¿El motivo? Está vinculado a la liberación de testosterona, que incrementa la libido en la otra persona.
  5. Aunque suene escatológico, el intercambio de microbios que se da durante el beso mejora el sistema inmune de las personas.
  6. El récord del beso más largo de la historia es de 58 horas, 35 minutos y 58 segundos.
  7. Los humanos no somos los únicos animales que besan. Las vacas, las ardillas y los caracoles también lo hacen.
  8. La importancia de un buen beso: con lengua intervienen 34 músculos faciales, mientras que con un triste pico sólo se mueven dos músculos.
  9. Los besos son la mejor manera de conseguir una erección: elevan la presión sanguínea y aceleran el corazón.
¿El último beneficio? Al besar se queman entre dos o tres calorías por segundo.

Temas

  • Beso a beso

Comentarios