Secciones
Actualidad A tomar nota

¡Qué momento complicado! 6 consejos y recomendaciones para sobrevivir a la primera cita

Cómo evitar frustraciones y disfrutar del primer encuentro.

Las primeras citas no son fáciles, es cierto. Conocer a una nueva persona, evitar los nervios e intentar ser uno mismo puede tornarse en un cocktail difícil de procesar. A continuación, 6 consejos para sobrevivir al primer encuentro.


Algunas recomendaciones para evitar que la primera cita sea un fracaso.
Algunas recomendaciones para evitar que la primera cita sea un fracaso.

1. Ser uno mismo

La primera cita puede generar nerviosismo, pero lo ideal es ser lo más auténtico posible. No esconder lo que somos y hablar con honestidad son las claves del éxito. Porque, en caso de que todo salga bien, las “mentiras piadosas” son difíciles de sostener en el tiempo.

2. Elegir un buen lugar

Algunos prefieren ir a comer, otros disfrutan de una simple caminata por la plaza. Cada persona es única y en cualquier lugar se puede pasar un buen momento. ¿Qué lugar elegir? Simple: el que te haga sentir más cómodo.

3. La conversación es clave

Hablar mucho o poco es un término relativo. Hay quienes por nervios acaparan toda la atención, mientras otros prefieren el silencio. No hay reglas matemáticas, pero el éxito de una buena cita radica en que la conversación sea mutua. Dejá hablar y escuchá.

4. Sacate toda la presión

No importa si tus amigos te hicieron “el gancho” o si se conocieron por Internet. Muchos suelen sentirse obligados a cerrar la cita con un beso, como si fuera una suerte de garantía para un segundo encuentro. No hay límites: si querés besar, besá; si querés seguir la noche con más intimidad, hacelo. Todo vale.

5. No traer el pasado al presente

Hablar de las ex parejas suele ser una tentación para muchos, en especial si todavía no cerraron ese capítulo de sus vidas. ¿Recomendación? Los ex quedaron en el pasado y nadie quiere enterarse de los detalles de una vieja relación, menos en la primera cita.

6. La superación no existe

Mientras que algunos encuentran refugio en la timidez, otros suelen armarse de un escudo ególatra. Hacerse el canchero/a o superado/a sólo genera distancia. La vulnerabilidad no es un pecado.

Temas

  • A tomar nota
  • primera cita
  • consejos

Comentarios