Secciones
Actualidad

Desaparición de Sofía Herrera: por qué ordenaron la captura de un chileno y cómo avanza la causa

Tras la aparición de nuevas pistas, ahora se busca a un hombre nómade que podría haberse llevado a la niña del camping en el que estaba con su familia.

A casi 12 años de la desaparición de Sofía Herrera, la nena que tenía 3 años y 8 meses cuando fue vista por última vez en el 2008 en un camping de Tierra del Fuego que recién se inauguraba y al que había llegado acompañada por sus padres, el juez de la causa pidió la captura internacional de un hombre chileno que podría ser quien se llevó a la pequeña del lugar.

Aunque son muchas las hipótesis que se barajaron sobre lo que pudo o no pasar el día de su desaparición, ahora la pista más fuertes es que un nómade que declaró en su momento como testigo, es el principal sospechoso de la causa.

La menor tendría en estos momentos 15 años.

El 28 de septiembre de 2008 Sofía y su familia llegaron junto a unos amigos al camping John Goodall cerca de las 11 de la mañana, y a los pocos minutos, la menor, los hijos de la pareja amiga y su padre fueron a buscar un lugar para acampar. En cuestión de segundos, la niña desapareció, y a pesar de que se la buscó intensamente, nunca más se supo de ella.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Cuando llegamos no había gente en lugar, aparte era un camping que recién se inauguraba, eso me lo enteré tiempo después. Fuimos de casualidad. Estaba camino a la Ruta 3, yo estaba embarazada y era de fácil acceso. Era un camping chico, cerrado con alambres de púa", contó a este portal María Elena Delgado, mamá de la nena.

A pesar de que se rastrillaron muchos lugares distintos, y que dentro del predio no se encontraron huesos enterrados ni objetos vinculados a la pequeña, los perros rastreadores sí marcaron en varias oportunidades el olor de Sofía en un lugar determinado del alambrado del camping que da a la ruta.

or eso mismo, Delgado siempre creyó que su hija había sido secuestrada del lugar, y hasta el día de hoy tiene la esperanza de encontrarla con vida.

Por la investigación pasaron tres fiscales, y cada uno de ellos siguió diferentes hipótesis, pero ninguna logró dar con el paradero de la nena. Recién en agosto del año 2017 el juez Eduardo López dejó su puesto y en su lugar ingresó Daniel Césari Hernández, quien se dedicó un año entero a leer de cero las 13.000 fojas de la causa.

La menor fue vista por última vez en un camping al que fue con sus papás.

Como conclusión, Césari Hernández pidió que declararan oficialmente algunos policías que participaron de la búsqueda durante las primeras horas de la búsqueda, lo que arrojó nuevas informaciones que derivaron en rastrillajes en lugares que todavía no se habían visitado.

En esa oportunidad se revisaron unos campos alejados del camping, donde se encontró ropa e indicios de que una persona pudo vivir allí. Entre otras cosas, se hallaron envases de alimentos, los cuales tenían como fecha de vencimiento el 2008, año en que desapareció la menor.

Aunque en esas zonas no aparecieron indicios de que Sofía pudo haber estado en algún momento por ahí, también se descartó el hallazgo de restos óseos, lo que fue un alivio para toda la familia Herrera.

Estos operativos se llevaron a cabo gracias al aporte de un policía que declaró haber hablado con un hombre chileno que vive como nómade, quien aseguró que sabía lo que había pasado con la niña.

Por el caso de Herrera se busca ahora a un nómade.

Esa conversación fue grabada por el oficial, y aunque por esto el nómade fue citado a declarar como testigo (oportunidad en que dijo que la niña había sido atrapada en una trampa para zorros), ahora se pidió su captura internacional porque es el principal sospechoso de la investigación.

"Este hombre apareció en la causa hace muchos años, el decía que sabía que por culpa de otra persona, mi hija Sofía había caído en una trampa de zorros, atrás del camping. Fueron (los investigadores) y estaba todo como él decía, pero por suerte de mi hija no había nada", explicó ahora Delgado a BigBang.

Sin embargo, la prueba más contundente llegó hace solo 15 días, cundo un perito determinó que el identikit que hizo uno de los chicos que estaba con la familia amiga de los Herrera en el camping, coincide en un 75% con la imagen avejentada de este nómade ahora buscado.

"El chico volvió a declarar, y dijo lo mismo que cuando tenía 6 años. Él dijo que vio que una persona se llevó a mi hija, y ahora lo volvió a decir. Hizo un dibujo, lo comparan con el identikit que realizó a los seis años, y ese dibujo un perito lo envejeció 10 años. Hace 15 días llego la pericia del perito dibujante, donde está el dibujo del nene y la cara de este hombre, lo que da un 75% de similitud", explicó Delgado.

Sofía Herrera desapareció en 20018.

El hombre que se busca tiene aproximadamente 50 años, y como es chileno, se cree que cruza regularmente de manera ilegal la frontera con el país vecino, por lo que su paradero es indescifrable, sobre todo porque suele acampar en chozas en el medio del campo.

Durante todo este tiempo, la familia Herrera tuvo que soportar cientos de cosas, como que se hablara de una persona concreta que se llevó a la niña del lugar, hasta que se sospechara de que ellos mismos la habían enterrado en el jardín de su casa.

"Hubo una mujer que llegó a la provincia y dijo que mi hija estaba acá enterrada en mi casa. Se le intervinieron los teléfonos y saltó que era todo armado, pero el juez dijo que no iba a gastar tiempo en ocuparse de eso. A mi me hubiera gustado que se la detuviera porque además vino a meterse a mi casa haciéndose pasar por periodista. El daño que nos hizo fue terrible, no sólo a nosotros sino a la causa, porque la gente dudó", se lamentó la mamá de Sofía. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!