Secciones
Odisea

A salvo de la homofobia: liberaron a la argentina que estaba detenida en Turquía

La historia de Jimena Rico Montero, de 28 años, y su pareja Sasha Se, de nacionalidad egipcia, repercutió en todas partes del mundo. Todo comenzó cuando la joven argentina de nacionalidad española viajó a Dubai para visitar a la familia de su pareja porque su suegro les había avisado que la madre de Sasha Se estaba enferma y en grave estado.


La pareja estaba detenida en Estambul. 

Pero todo fue una trampa del hombre, quien no aceptaba la homosexualidad de su hija y las denunció ante las autoridades de ese país. En los Emiratos Árabes, la homosexualidad se puede castigar hasta con la pena de muerte. Fue entonces que ambas se escaparon hacía Estambul, Turquía. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La madre de la Jimena, Ramona Teresa Montero, había confirmado en diálogo con TN que las chicas se encontraban en un centro de detención de Turquía, donde fueron arrestadas por autoridades de ese país ni bien bajaron del autobús que las llevó a Estambul.

Al mismo tiempo, la hermana de la argentina, María del Valle Rico Montero, afirmó que la joven y su pareja estuvieron desde el lunes incomunicadas, ya que en Turquía les sacaron los teléfonos y las llevaron a una seccional policial por no tener visa.

La argentina se escapaba del padre de su novia. 

Luego de darse cuenta de los planes de su “suegro”, Jimena y su pareja se resistieron e idearon un plan para escaparse juntas. Lograron huir hacia Georgia para luego pasar a Turquía, pero en ese país fueron retenidas por estar indocumentadas.

Al no saber nada, la mamá de Jimena hizo la denuncia hasta que finalmente, tres días después, lograron saber que las dos están juntas y vivas. El viernes, las autoridades turcas les devolvieron a las dos jóvenes sus celulares, para luego ser deportadas a España.

"Al ver en el teléfono que decía 'Jimena Turquía' se me salió el corazón", dijo la hermana de la joven al relatar su reacción cuando vio la llamada telefónica. "Lo primero que me dijo es que estaba viva y que estuvo tres días detenida”, contó.

Las jóvenes fueron detenidas por estar indocumentadas. 

El embajador argentino en Turquía, Julián Tettamanti, dijo antes de conocerse el paradero de la joven que "Jimena habría entrado a Turquía por (la fronteriza) Georgia" y en tierra turca "se refugió por temor" al padre de su novia.

En Georgia, Jimena y Sasha Se habían sido interceptadas días atrás por familiares de la joven egipcia, quienes les rompieron a ambas sus documentos y visas. En varios países del mundo árabe la homosexualidad es delito y se castiga con cárcel o pena de muerte.

Jimena Rico Montero fue engañada por el padre de su pareja Sasha Se, de nacionalidad egipcia.

Finalmente, el consulado español en Estambul consiguió liberar a la pareja y las puso en el mismo avión que las llevó a Barcelona, aunque vale aclarar que la argentina reside en Londres.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!