Secciones
Actualidad

A una semana del derrumbe en el Barrio Mugica, 23 familias siguen en la calle y sin respuestas: “Es un escándalo”

Más de 30 casas fueron demolidas por “error” por una empresa concesionada por el Gobierno Porteño.

En la tarde del miércoles, 14 operarios de Villarrex S.A, empresa contratada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, realizaba una demolición en la Villa 31 Bis, llamada Barrio Padre Carlos Mugica. Nada hacía suponer que en pocos minutos 30 familias salvarían sus vidas de milagro y quedarían en la calle y sin respuestas.

 

Es que la empresa concesionada por el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta cometió un “error” debajo de la autopista Illia y tiraron abajo más de 20 viviendas. La respuesta oficial es que fue un error de cálculos. Lo increíble fue que después del derrumbe, se desató un incendio causado por la Policía de la Ciudad y los Bomberos, que tocaron unos cables y crearon un cortocircuito que terminó con todo prendido fuego.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Varias familias perdieron todo. “¿Dónde duermo ahora? ¿Qué hago?”, le preguntó una vecina a los empleados del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del Gobierno porteño esa noche. Le respondieron que podían ella junto a las 30 familias afectadas podían ser trasladadas a paradores para personas en situación de calle. Pero que no se harían cargo de la seguridad de sus viviendas. Nadie aceptó.

 

Es que el temor a perder lo poco que les quedó por la falta de agentes de Policía es mayor a las ganas de dormir bajo un techo. Silvana Olivera, una vecina e integrante de la Mesa de Urbanización del Barrio Padre Mugica le dijo a Tiempo: “La situación es desesperante y todavía no hay ninguna solución por parte del gobierno de la Ciudad. Las familias están durmiendo en colchones que donaron los vecinos, ya que los primeros días durmieron en el asfalto bajo la autopista”.

 

 

Por ahora, las familias siguen sin respuestas y la zona del derrumbe ni siquiera fue chequeada por profesionales, aunque la vallaron en toda su extensión. En ese sentido, la legisladora porteña y militante del Frente de Todos, María Bielli, escribió en su cuenta de Twitter: “¿Cómo es que una demolición a cargo del Gobierno Porteño produce un derrumbe seguido de un incendio, deja a 23 familias desde hace 6 días en la calle y no es un escándalo?  A.Porque pasó en un barrio popular. B.Por la cobertura mediática de Larreta. C. Por la cobertura judicial de Larreta”.

 

 

Enseguida explicó: “En el marco del proceso de re urbanización del barrio Padre Carlos Mugica el @gcba contrata empresas que llevan adelante los trabajos de demolición de viviendas (que por estar debajo de la autopista tienen que ser relocalizadas). En este caso la firma contratada es Villarrex S.A”.

En cuanto al programa de urbanización en el barrio, Bielli afirmó: “En el año 2020 se presentó un amparo porque algunas demoliciones habían generado daños en viviendas linderas. Producto de ese amparo, se actualizó y mejoró el Plan de Gestión Ambiental y Social ‘Demolición y Desarme’ vigente”.

 

Y sobre el derrumbe en cuestión y la acción de la empresa contratada, la legisladora reveló: “El plan establece una serie de pautas de actuación -instalación de cercos de obra, bandejas de protección, apuntalamientos, vallados, señalizaciones- que no fueron tenidas en cuenta en esta demolición. Producto de la demolición se produjo un derrumbe en la casa lindera, que generó que muchas familias de ese sector quedaron literalmente detrás de los escombros. Cuando lograron salir, se produjo un incendio en el que una de las familias perdió absolutamente todo”.

 

 

En tanto, sobre las familias que perdieron sus viviendas, Bielli admitió: “Las familias quedaron en la calle, enfrente de sus viviendas. No quieren moverse de ahí porque tienen miedo que les roben las cosas de sus casas ya que la presencia policial es casi nula, intermitente. Sí, en una ciudad con 26 mil efectivos policiales. ¿La denuncia? Tuvieron que pasar 72 horas para que la fiscalía N 12 la reciba, ya que se negó a tomárselas tanto el jueves como el viernes”.

 

Y finalizó: “Ayer logramos conformar una mesa de trabajo en donde le solicitamos a los funcionarios a cargo respuestas: ¿Cómo piensan resarcir el perjuicio que se les genera a estas familias que al día de hoy están en la calle? ¿Cuál va a ser la solución habitacional definitiva para estos vecinos que debieran tener la opción de ser relocalizados a las viviendas nuevas (ya que viven a menos de 12 metros de la autopista)?   (Son ese circuito que queda pegado a la autopista) Esperamos respuestas. Que se hagan cargo del desastre que generaron. Que de milagro no se haya producido una tragedia no puede hacernos restarle gravedad a los hechos. Y sí, en el primer twitt, las tres opciones son correctas”.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!