Secciones
Actualidad

Alarma por el "nuevo brote" federal, luego de que el AMBA comenzara un leve descenso

Tal y como sucedió el año pasado el aumento de los contagios cuando se estabiliza el AMBA empieza a ser mayor en el resto de las provincias.

En la antesala de la presentación del proyecto de ley para blindar las restricciones ante la segunda ola de la pandemia del coronavirus, que ingresaría esta semana al Congreso por el Senado de la Nación, en la Casa Rosada vuelven a notar que poco a poco se repite un escenario que vieron el año pasado: el AMBA deja de ser el foco del aumento y la suba de casos empieza a darse ahora en el resto de las provincias.

Como consecuencia de las últimas medidas de restricciones que se anunciaron hace ya tres semanas, la cantidad de casos diarios de Covid en el AMBA se estabilizó primero, en una meseta alta que preocupa al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para luego empezar a bajar de forma lenta. 

La última semana, la caída estuvo en el orden del 10% en ambas jurisdicciones, un descenso menos veloz del que esperaban, pero que da cierto aire, dado que comienza a sentirse el impacto en la liberación de camas de terapia intensiva.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Lo que efectivamente empieza a generar mayor preocupación es que, a diferencia de lo que sucedió el año pasado, el mayor crecimiento no se está dando en las provincias más grandes en cuanto a población después de Buenos Aires y la Ciudad. Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Tucumán se encuentran de forma casi idéntica que semanas atrás con una leve tendencia a la baja.

Las 18 provincias restantes, en especial las de la Patagonia, evidencian un crecimiento aun mayor en la cantidad de casos. Este incluso, según trascendió, podría ser uno de los argumentos que utilice el Gobierno para procurar conseguir más adhesiones dentro de la Cámara de Diputados para poder hacer aprobar la mencionada ley.

Sin embargo no todo es preocupación. El ritmo de la vacunación ya permite que en Salud vaticinen que en las próximas dos semanas, tal y como contó en su momento BigBang, se termine de inocular a todo el personal de riesgo. Eso a su vez genera que sea menor la cantidad de personas que desarrollan cuadros graves al contraer el virus, lo que tiene un impacto directo en el índice de mortalidad y en la ocupación de camas. 

Ayer el Ministerio de Salud reportó 11.582 nuevos contagios en las últimas 24 horas y los alcanzados por la pandemia en la Argentina son 3.147.740. Además, se ingresaron al Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS) 283 fallecidos y el total de muertos es de 67.325. En tanto, los recuperados suman 2.817.165.

En tanto, 5294 personas cursaban anoche la enfermedad en Unidades de Terapia Intensiva (UTI). La ocupación de camas UTI, más allá de la dolencia que explique la internación del paciente, a nivel nacional promedia el 68.6%, mientras que en el AMBA llega al 76.8%.

También se informó que en las últimas 24 horas fueron realizados 41.883 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 11.821.485 pruebas diagnósticas para esta enfermedad.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!