Secciones
Actualidad

Aparecen más casos de hepatitis grave y los científicos buscan la causa de la enfermedad

Ya hay 450 casos en todo el mundo y se registraron 12 fallecidos.


Según un informe del Centro Europea para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), ya se registraron 450 casos de hepatitis grave de origen desconocido en todo el mundo. En ese contexto, el índice de menores con dicha enfermedad sigue en aumento y en solo una semana se sumaron 100 casos más que lo que había informado la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

En tanto, sobre los fallecimientos, la institución europea dio a conocer que contabilizaron 11 muertes. Pero, el Ministerio de Salud de Irlanda sumó una muerte por hepatitis grave, que no había sido añadido en el último documento. Por eso, el total de fallecimientos sería de 12. Además de la de Irlanda, los registros dividen entre 5 casos en Estados Unidos, 5 en Indonesia y uno más en Palestina. 

 

En su informe, la ECDC afirmó: “La causa y los mecanismos patogénicos de la enfermedad aún están bajo investigación. Se ha encontrado una posible asociación con la infección actual por adenovirus en casos en el Reino Unido en particular, pero se están investigando otras hipótesis y posibles cofactores. La mayoría de los casos siguen notificándose como casos esporádicos no vinculados”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según datos de la OMS, hasta ahora, 21 países notificaron casos de hepatitis graves de causa desconocida entre los niños. En la mayor parte de los cuadros, las víctimas son menores de 10 años. Del total de los casos registrados en el mundo, por lo menos 26 de los niños necesitaron un trasplante de hígado.

Por el momento, las causas de la hepatitis grave fulminante no pudieron ser develadas. A pesar del esfuerzo de los científicos, aún se analizan diversas causas. En principio, todo apunta a los contagios de coronavirus. La principal sospecha está relacionada al adenovirus subtipo 41.

En ese sentido, la enfermedad fue bautizada como hepatitis de origen desconocido porque los virus comunes que causan la hepatitis son A, B, C y E, y no fueron encontrados en ninguno de los casos. Según explican los médicos, la hepatitis es una inflamación del hígado que tiene una amplia gama de causas, siempre vinculadas a los virus de la hepatitis A, B y C. Además, el consumo excesivo de alcohol, algunos químicos tóxicos, ciertos medicamentos y otras condiciones pueden desarrollar la afección.

 

En ese punto, el director de Salud Pública de Escocia, Jim McMenamin, afirmó durante una conferencia de prensa: “Las investigaciones sugieren cada vez más que existe un vínculo con la infección por adenovirus, virus que se transmiten comúnmente de persona a persona y al tocar superficies contaminadas, así como a través del sistema respiratorio”. 

Y completó: “Las infecciones comunes, como el adenovirus, se pueden prevenir con una buena higiene respiratoria y de manos. Por lo tanto, alentaría a los padres y cuidadores a supervisar a los niños pequeños mientras se lavan las manos para asegurarse de que lo hagan correctamente”.

En cuanto a los síntomas a los que hay que estar atentos frente a un cuadro de hepatitis, los científicos informaron: Los síntomas en los niños suelen ser algunos: orina oscura, heces de color gris, coloración amarillenta de la piel y los ojos (llamada ictericia) y fibre alta.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!