Secciones
Actualidad

Asesinato de Lucas González: procesaron con prisión preventiva a los tres policías acusados

Se trata del inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial Juan José Nieva. Fueron detenidos por matar al joven futbolista el 17 de noviembre.

En la tarde del lunes, los tres agentes de la Policía de la Ciudad acusados por el asesinato de Lucas González, el joven baleando en el marco de un operativo en Barracas, fueron procesados con prisión preventiva. Se trata del inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial Juan José Nieva.


Los tres policías se encuentran acusados de homicidio agravad. El martes por la mañana formarán parte de la reconstrucción del hecho en Barracas, que ya había suspendida la semana pasada por un pedido de la defensa. Además de los tres agentes, también estarán presentes Roberto Orlando Inca, Micaela Fariña, Héctor Cuevas, Fabián Alberto Du Santos, Juan H. Romero y Lorena Miño, los otros seis policías detenidos y acusados del delito de encubrimiento. También estarán presentes los amigos de Lucas y el abogado de la familia González, Gregorio Dalbón

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental


Según dispuso el juez Martín Del Viso, los tres policías deberán ser trasladados a la avenida y Luna, en la Ciudad de Buenos Aires. Y agregó:  “Una vez en el lugar se deberá evacuar consulta con la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional nro. 32, que se encuentra a cargo de la diligencia, para determinar el modo a proseguir con respecto a los imputados, bajo estricto cumplimiento de todas las medidas de seguridad necesarias que asegure la custodia de los detenidos como la tranquilidad de las personas que pudieran asistir al acto”.

 

 

Por otra parte, el juez autorizó al personal de la División Balística de la Policía Federal Argentina y a los expertos designados por la defensa de Nieva, López e Isassi estar en el lugar. Además, otro policía, llamado Sebastián Baidón, chofer de uno de los agentes encubridores, forma parte de la causa acusado del mismo delito. 

 

El fin de semana, el fiscal Leonel Gómez Barbella había pedido que se dicte el procesamiento con prisión preventiva de los tres efectivos de la Policía de la Ciudad acusados de homicidio agravado. En tanto, Dalbón le había dicho a BigBang hace pocas horas: “Va a haber novedades en la causa.  "Los tres confesaron haber disparado, los van a procesar a todos".

 

En su declaración, los tres agentes dijeron que ese día tenían previsto hacer una investigación de campo en una causa por narcotráfico y que creyeron que los jóvenes podían ser delincuentes. Lo que en verdad pasó es que Lucas y sus amigos, quienes salían de un entrenamiento de Barracas Central, habían parado el auto en el que iban para bajarse a un kiosco a comprar un jugo. Cuando hicieron un par de cuadras, y sin previa identificación, los oficiales los encerraron con su auto y dispararon contra ellos cuando los jóvenes quisieron seguir la marcha porque pensaron que se trataba de un robo.

 

 

"Los tres confesaron que dispararon, así que van a procesarlos a todos por homicidio cuádruplemente agravado, aunque no sé cuándo", aclaró el Dalbón en comunicación con BigBang. Así, de igual modo, la fiscalía pretende que los tres queden con prisión preventiva y sean procesados como "coautores de homicidio cuádruplemente agravado por haber sido cometido con alevosía, por placer, por el concurso premeditado de dos o más personas y abusando de su función o cargo por un miembro de una fuerza policial en el caso de Lucas" y por tres hechos de tentativa de homicidio con idénticos agravantes respecto de los amigos.

 

Por otro lado, recientemente se conoció que la pericia realizada en las diferentes pistolas no pudo determinar quién de los tres disparó contra Lucas, aunque sí determinó que todas fueron usadas antes del hecho. Además, del vehículo en el que iban los chicos se extrajo restos de los disparos, uno rescatado del asiento del acompañante del vehículo VW Suran y otro del guardabarros trasero izquierdo. "La pericia balística no tiene que dar perfecto. En ese lugar, a esa hora, estaban los chicos y esos asesinos. Así que los procesarán como corresponde", cerró Dalbón.

 

El asesinato de Lucas González ocurrió el 17 de noviembre en el barrio porteño de Barracas, cuando salía de entrenar del club Barracas Central con otros tres compañeros. Los chicos iban en el auto de uno de sus padres y en el trayecto se detuvieron a comprar un jugo en un kiosco y fue en ese momento que los policías se bajaron del auto en el que iban y empezaron a disparar, dado que los jóvenes comenzaron a acelerar porque pensaron que les iban a robar.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!