Secciones
Actualidad

Ataque nazi y antivacunas a Ale Bercovich y Tomás Eliaschev: "Dijeron que nos iban a colgar por judíos"

Una patota se apostó en la puerta de Radio con vos. La inacción de la Policía de la Ciudad y el reclamo de los periodistas.

Repudio absoluto. Una patota de antivacunas con consignas antisemitas se apostaron en la tarde del miércoles en la puerta de Radio con vos y atacaron a periodistas y empleados de la emisora. La agresión inicial estuvo dirigida contra el periodista Alejandro Bercovich, a quien le interrumpieron el aire de su programa Pasaron cosas con un escrache en el frente de la emisora al grito de: "Bercovich, judío, vení a decírnoslo en la cara". Luego, el periodista Tomás Eliaschev que se dirigía a la radio para realizar su columna fue increpado por los agresores, quienes lo amenazaron con colgarlo. Ambos realizaron la denuncia, al momento caratulada como: "Averiguación de ilícito".

Mientras la patota seguía apostada en la puerta, el periodista Eliaschev llegó al lugar y mantuvo un duro cruce con uno de los agresores que fue registrado por el colega Alejandro Wall. "Primero nos dice que vamos a terminar 'todos colgados'. Después le dice a Tomás Eliaschev que le 'saltó el judío'. Así fue el escrache a Ale y Pasaron cosas en la puerta de Radio con Vos", twitteó, al tiempo que compartió el video del ataque.

El ataque comenzó a gestarse en la misma red social, después de que Bercovich realizara un editorial a favor del pase sanitario. La patota llevó banderas argentinas, banderas con esvásticas y carteles en contra del pase sanitario; al tiempo que elaboró un comunicado en contra de la posición del conductor de Brotes verdes

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Estábamos haciendo el programa como siempre: con barbijo y ventilación cruzada para evitar justamente los contagios. En general cuando hacés un programa de radio no se escucha lo que pasa a fuera, pero cuando tenés una ventana abierta sí. Empezamos a escuchar tambores, algunas sirenas y nos dimos cuenta de que había gente abajo. Con el megáfono estaban gritando mi nombre", reconstruyó Bercovich en diálogo con C5N.

En un principio, el equipo pensó que se trataba de un grupo de oyentes. "Eran antivacunas que empezaron a gritar: 'Bercovich, judío, ¿cómo puede ser que con ese apellido nos discrimines? Bajá que te vamos a explicar cómo es que hay que tratar a la gente'. Amenazas, vení a decírnoslo en la cara, ese tipo de cosas".

Al darse cuenta de que se trataba de un escrache, el periodista procuró no darle entidad al aire para no darle entidad al discurso antisemista. "Lamentablemente se quedaron como dos horas, hasta el momento en el que terminaba mi programa. Yo tenía que salir y la radio tiene dos salidas, pero una está al lado de la otra y seguían ahí. A todo esto ya se había juntado bastante gente".

Mientras el ataque se llevaba adelante, colegas de la televisión pública y del Sindicato de Prensa de Buenos Aires se hicieron presentes en la puerta de la emisora para respaldar a los periodistas. "Amigos, compañeros, colegas, gente de organizaciones sociales me dijeron: 'Vamos a desalojarlos'. Les pedí que no lo hicieran. Le avisé a la Policía para ver si con su presencia se alejaban o dejaban de amenazarnos, pero después nos dimos cuenta de que la Policía ya había vivido esto antes, porque el oficial a cargo me dijo: 'Son los mismos que fueron a América la vez pasada'. Vamos a esperar que a que se cansen y que se vayan. ¿Vos podés aguantar?'".

Bercovich se plantó ante la inacción policial. "Le dije que no, que no me parecía correcto que esta gente tuviera secuestrada a gente en su lugar de trabajo. Al final, como éramos más nosotros, salí y me fui en la moto de un compañero hacia otro lado para buscar mi auto. Ellos se quedaron ahí, creyendo que me tenían acorralado y que yo seguía encerrado".

"Entre ellos había una señora con una bandera argentina como capa, como vimos en las manifestaciones del año pasado anticuarentena. No quiero decir que me sentí amenazado físicamente, pero lo que pasa es que como son muchos y de la montonera puede volar cualquier cosa... repito: yo tengo familia", sumó el periodista.

Tras abandonar la emisora, BercovichEliaschev fueron a la comisaría a radicar la denuncia. "A él lo amenazaron directamente y le dijeron: 'A vos te vamos a colgar por judío'. Cuando él se identificó como Eliaschev, les dijo que trabajaba conmigo y que no teníamos por qué tolerar eso".

"Nos dijeron que nos iban a colgar y lo pude filmar. El señor que hizo esta amenaza no fue el único que dijo cosas por el estilo. Después me dijeron: 'Ves que sos judío'. Utilizó mi condición de judío como un insulto y eso es algo inadmisible. Se atentó contra la libertad de expresión, que por hacer un programa de radio tengamos que tener miedo o estar amenazados. Es algo que no puede suceder en la Argentina en el 2021", sumó Eliaschev.

No pido que los caguen a palos. Quisiera que el tratamiento sea ese: democrático para gente que está cometiendo un delito"

Eliaschev también hizo hincapié en el pasivo accionar de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, actitud que no suele tomar cuando se trata de manifestaciones sociales. "Nos pedían que esperáramos media hora más y que nos quedáramos adentro como si hubiéramos hecho algo malo. Hoy vine a trabajar y me tuve que quedar defendiendo al equipo de laburo. No tenemos por qué soportar esto. Nos preocupó mucho. Ahora están circulando las imágenes y no queda duda de que fuimos atacados con epítetos antisemitas. Tenían esvásticas y la verdad es que nos da mucho miedo eso".

"La responsabilidad del ministro de Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, es que esto no pase más. Que no se convierta en un hecho folclórico de la Ciudad de Buenos Aires. Yo sé que él es especialmente sensible a estas situaciones, sé que es un hombre de la democracia y que sabe la responsabilidad que le cabe de que algo así no siga pasando. No pedimos represión, sí que a la gente que hizo este delito se la castigue. Y si es un tema psiquiátrico, que se la atienda como corresponde sin ningún vejamen. No pido que los caguen a palos. Quisiera que el tratamiento sea ese: democrático para gente que está cometiendo un delito", cerró Bercovich.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!