Secciones
Actualidad

Boliche, pileta climatizada y cochera para 15: mirá la mansión "subsidiada" de Tevez

El ídolo de Boca recibió casi tres millones de pesos en subsidios de luz durante el último año.

“Volvé cuando hayas juntado 50 millones de dólares”. Esa frase se la dijo el por entonces presidente xeneixe Mauricio Macri a Carlos Tevez. Era junio de 2004 y el Apache dejaba Boca como una joven joya tras ser vendido a Corinthians, de Brasil, en 16 millones de dólares. Pasó más de una década y Carlos tuvo una carrera envidiable a nivel mundial: jugó en West Ham, Manchester United, Manchester City y Juventus.

En junio de 2015, Macri y Tevez tuvieron otra de sus frecuentes charlas. Pero esa fue diferente. A horas de jugar la final de la Champions League con la Juventus y frente al Barcelona de Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez (que finalmente ganaría el equipo español), Tevez había decidido volver a Boca. “Pero, Carlos, te dije que volvieras cuando juntaras 50 millones de dólares”, le dijo Macri. La respuesta de Tevez no se hizo esperar: “Pero Mauricio, ya tengo 60 palos en el banco”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Convertido en una estrella y con el futuro de él, sus hijos, sus nietos y hasta sus bisnietos asegurado, Tevez volvió a Argentina. Aunque no de manera definitiva. En diciembre de 2017, el Apache recibió una propuesta que no pudo rechazar. Los directivos del Shanghái Shenhua de China contrataron al delantero. ¿Cuánto lo ofrecieron? Un contrato de dos años por 80 millones de dólares, es decir, más que todo su capital. Carlitos se fue y solo estuvo un año. Tuvo una de las peores temporadas de su carrera y volvió a Boca en 2018. Con más de 40 millones de dólares en el bolsillo.

Alto rancho subsidiado en La Horqueta

Con ese dinero, Carlitos estaba listo para darse todos los gustos y así lo hizo. En realidad, parte de ese sueño había comenzado en 2014, con la construcción de una mansión en La Horqueta, la zona más cara de San Isidro. En primer lugar, el entonces futbolista le compró la propiedad al productor televisivo Raúl Lecouna. Luego mandó a tirarla abajo y a reconstruirla a su gusto, tras infinidad de reuniones con uno de los estudios de arquitectos mejor cotizados de Buenos Aires.

La mansión ocupa un cuarto de esa manzana y tiene poco más de 4.000 metros cuadrados. Entre los lujos que tiene en la propiedad, en el enorme parque, Tevez mandó a construir una pileta con estilo natural, rodeada de plantas y con cascadas. También tiene otra climatizada bajo techo.

A eso se les suma un garaje para 15 vehículos y hasta un salón gigante de usos múltiples subterráneo, con un sistema antisonoro, consola de DJ, equipamiento de luces multicolores y parlantes profesionales que en varias oportunidades funcionó como boliche para la familia del actual director técnico de Rosario Central.

La propiedad también cuenta con un gimnasio y un sauna. La suite principal, que ocupan Carlos y su esposa Vanesa Mansilla, con quien se casó en 2016, pero con quien mantiene una relación desde los 18 años (con una breve separación cuando el Apache salió con la modelo Natalia Fassi y otra cuando se enamoró de Brenda Asnicar). Ese cuarto tiene dos vestidores para cada uno y un baño con jacuzzi.

En tanto, Florencia, Katie y Lito, los tres hijos del ex delantero y su esposa, cuentan con habitaciones para cada uno con baños en suite. Además, hay cinco ambientes más para recibir a invitados. En tanto, Tevez tiene una oficina propia en el lugar y mandó a armar una sala de cine para disfrutar de las películas con su familia. También hay una peluquería, así como un mini museo con todas las camisetas y trofeos que obtuvo a lo largo de su carrera. Y, por supuesto, tiene una cancha de fútbol.

Sin dudas, los ambientes más llamativos de la propiedad son los que cuentan con los murales realizados por el famoso artista Martín Ron. En uno de los pasillos que dan al museo, Carlitos mandó a pintar su rostro con las diferentes camisetas de los clubes por donde pasó, incluida la Selección Nacional. En tanto, en el gimnasio, le pidió al muralista que hiciera un paisaje de Fuerte Apache.

A esta propiedad, se le suman otras tres en Argentina, una en Italia y una en Inglaterra. Además, cuando fue vendido a Brasil, en 2004, Carlos compró 14 propiedades que les regaló a distintos familiares. “En mi cabeza estaba siempre la idea de que no teníamos la oportunidad de lograr algo y quería que la próxima generación sea mejor, que contara con la posibilidad de salir de Fuerte Apache”, afirmó en una entrevista.

Y completó: “Me fui del club sin un peso, porque le tuve que devolver todo lo que me habían prestado cuando me sacaron de Fuerte Apache. Cuando me fui a Corinthians empecé a ganar buena plata y con lo primero que me entró fue que compré las 14 casas para mi familia. Fue lo más lindo. Me acuerdo que le dije a mi viejo que saque a sus hermanos del barrio. De chico llegaba el sábado o domingo y los encontrábamos drogados tirados en el suelo. Ahora me junto con todos y es emocionante cómo les cambió la vida”.

Subsidio VIP

Al parecer, Carlos se olvidó de todo lo que significa que el dinero no alcance. Por eso se robó todas las miradas cuando salió a la luz que, mientras el Gobierno Nacional pone en funcionamiento la segmentación tarifaria de energía, gas y agua, él recibe un subsidio VIP. En su propiedad el consumo es de 426.000 kilowatts de luz. Eso significa que consume mil veces más de lo que subsidia el Estado, es decir, hasta 400 kilowatts.  

En resumen, Tevez recibió un subsidio durante el último año de 2.933.217 pesos. Cuando pudo haber dado de baja el subsidio y que el Estado pudiera destinar esa cantidad de dinero en otro lado, el ídolo boquense no lo hizo. En el mismo sentido, Tevez se negó a pagar el Impuesto a la Riqueza. Tras un largo conflict, el juzgado Federal de ejecuciones Fiscales Tributarias Nº 4 le dio la razón a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y condenó al ex futbolista a pagar $42.361. 511,85.

Incipiente entrenador profesional, amigo de Macri, quien pretende lanzarlo en la política de Boca, y hasta empresario, Carlos ya estuvo en el ojo de la tormenta en otras oportunidades. Sobre todo cuando estuvo vinculado a la causa parques eólicos junto a líder Juntos por el Cambio, y los ex futbolistas Guillermo Barros Schelotto y Claudio Caniggia.

En 2016, y sin presentarse a licitación pública alguna, la familia Macri, durante la presidencia de Mauricio, le compró seis proyectos de parques eólicos a la empresa española Isolux por 25,8 millones de dólares. Al año siguiente, entre mayo y septiembre, los revendieron en 95 millones de dólares y tuvieron una ganancia de 69,2 millones de dólares. Por supuesto, Tevez era uno de los socios de Macri.

La causa surgió por una denuncia de los diputados Rodolfo Tailhade y Martín Doñate por supuesta “defraudación, negociaciones incompatibles con la función pública, tráfico de influencias, y lavado de activos” por la venta de seis parques eólicos en Chubut y en Miramar. Según la Justicia esas maniobras permitieron que compraran a precios "extremadamente bajos" y que su compra sin licitación y posterior venta sea un "pasamanos" con ganancias millonarias.

Ahora Carlitos se encuentra nuevamente frente a una polémica económica que choca directamente con la moral y la ética. Tal vez, con el correr del tiempo, Tevez perdió la memoria, se olvidó de la pobreza que vivió en Fuerte Apache y también de los valores que aprendió en el deporte. Sin dudas, no solo le hizo caso a Macri en aquella oportunidad en la que le dijo que juntara millones de dólares para volver al país. También aprendió, como hizo el líder de Juntos por el Cambio, a mantenerse bien lejos del pueblo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!