Secciones
Actualidad

Brutal toma de rehenes y robo en Córdoba: "Dame la plata o te mato a tu hija"

Cuatro delincuentes entraron un almacen. Manosearon a las mujeres de la familia, tomaron a los menores como rehenes, los golpearon y dispararon al aire.

Otro hecho de delincuencia violenta que conmociona a Córdoba. El pasado sábado a la noche en la localidad de Hernando, cuatro delincuentes ingresaron a robar en un local y estuvieron tan solo seis minutos, los cuales fueron un infierno.

La familia dueña del lugar, que se encontraba ahí en ese entonces, fue víctima de diversos tipos de violencia que quedaron capturadas por las cámaras de seguridad. Los ladrones ingresaron al almacén con guantes en las manos y apuntando a todos los presentes con una pistola. Comenzaron llevando a un deposito al nene de 12 y a la nena de 5 para tenerlos como rehenes durante el robo. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En dialogo con El Doce, Martín el dueño del lugar, relató que uno mientras dos ladrones lo ataban de pies y manos con precintos, cordones y correas para mascotas, otro de los delincuentes le gritaba "Dame la plata o te mato a tu hija. ¿Qué querés la plata o a tu hija", mientras le pegaba culetazos en la cabeza. Por otro lado, la víctima comentó que los ladrones intentaron "sobrepasarse" e intentaron manosear a las mujeres que se encontraban ahí, su mujer y su cuñada, que comenzaron a los gritos frente a esta situación. 

Los ladrones se llevaron un botín de 500 mil pesos en efectivo, 2.200 dólares y una computadora. Martín no solo fue una victima de este brutal episodio, sino que luchó durante esos seis minutos para que nadie salga herido. En la desesperación, logró desatarse y empezó a seguir a los delincuentes por el lugar. Uno de los ladrones se metió adentro de la casa para esconderse, y el resto mientras tiraba tiros al aire, logró escaparse. 

 

 

"El domingo a la noche cerramos, nos sentamos los cuatro en la mesa y ninguno tocó la comida. Mi hija lloraba, tenía miedo y decía que iban a venir los chorros. Mi hijo también empezó a llorar", comenzó relatando Martin, quien además hizo referencia a la difícil situación económica y de inseguridad que atraviesa el país y afirmó: "Uno labura para progresar, no queda otra que seguir. Pero lo que le pasa a los chicos, el daño psicológico que le causan no tiene perdón de dios".

Gracias a un operativo de la policía los delincuentes fueron detenidos. Todos eran mayores de edad. Uno de Pilar, otro de la capital cordobesa y los otros dos de la localidad de Hernando. En sus viviendas secuestraron cuatro armas de fuego.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!