Secciones
Salud

Búsqueda de un bebé: la actividad física es clave a la hora de encarar un tratamiento de fertilidad

Realizar ejercicio moderado y de baja exigencia brinda beneficios psicológicos y físicos, lo que es especialmente bueno para quienes empiezan un tratamiento de reproducción asistida.

Para mantener una vida saludable, es necesario realizaer ejercicio con frecuencia. Hacer actividad física de manera constante no solo es bueno para el cuerpo humano, sino que además oxigena la mente.

De hecho, se sabe que el ejercicio mejora la circulación sanguínea, reduce el estrés, establece el equilibrio hormonal y aumenta la liberación de endorfinas, que son conocidas como la hormona de la felicidad.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La importancia del ejercicio durante un tratamiento de fertilidad

Si bien los médicos le recomiendan a todos sus pacientes que estén activos, esta indicación sirve especialmente para las personas que realizan un tratamiento de reproducción asistida, con algunas indicaciones a tener en cuenta.

Leer más: 

"No significa que una persona que haga ejercicio de forma regular vaya a ser más fértil que otra. Se recomienda un equilibrio entre el Índice de Masa Corporal, que está vinculado a nuestro peso, y nuestro estado metabólico, para tener el mejor estado de salud, tanto física como psíquicamente, que permita obtener óptimas condiciones para afrontar tanto el tratamiento como un futuro embarazo”, explicó la doctora Tania Mielnikowicz, especialista en medicina reproductiva de WeFIV

En este sentido, la especialista comentó que la obesidad es una de las patologías que mayores riesgos genera a la hora de concebir, porque una paciente con sobrepeso puede sufrir de diabetes e hipertensión, algo que puede generar muchas complicaciones en la búsqueda de un bebé.

"La obesidad puede provocar diabetes e hipertensión que causan múltiples complicaciones, como el síndrome ovárico poliquístico, mayor riesgo de pérdidas gestacionales y menores resultados en tratamientos de fertilización asistida en las mujeres; y en los hombres disfunción eréctil o causar alteraciones en el semen, por eso se recomienda adherir una dieta saludable y mantener un índice de masa corporal menor a 30 , y/o adecuado antes de iniciar la búsqueda de embarazo”, aclaró Mielnikowicz.

Los pro y contras de hacer actividad física durante el tratamiento

A la hora de encaminar un tratamiento de fertilidad, lo recomendable es realizar deportes u opciones de ejercicio con bajo impacto aeróbico, como yoga, natación, caminatas o cualquier tipo de ejercicio con gimnasia moderada, que ayude a bajar los niveles de estrés y mejore los niveles de ansiedad.

Aún así, hay ciertas etapas o pasos en las que los profesionales suelen aconsejar suspender momentáneamente la práctica de la actividad.

Eso puede ocurrir durante la estimulación ovárica en la cual la mujer, cuando se inyecta hormonas y estimula sus ovarios, ya que para una fertilización in vitro, los ovarios aumentan su tamaño y esto podría provocar un mayor riesgo ante una actividad física de alto impacto.

Asimismo, en los momentos cercanos al proceso de punción, que es la extracción de los óvulos en los ovarios, que se realiza con una sedación y anestesia, se requiere unas 24 a 48hs de reposo físico.

De la misma manera, se sugiere no desarrollar ejercicios fuertes o cualquier práctica que pueda aumentar la temperatura interna del cuerpo luego de una transferencia de embriones, ya que esto podría afectar el proceso de implantación.

Por otro lado, en cuanto a la práctica de deportes de alto rendimiento, está comprobado que surgen desventajas que inciden en el aparato reproductor tanto masculino como femenino, debido a cambios metabólicos y hormonales que podrían tener un impacto negativo en la fertilidad, por lo que no está recomendando a la hora de iniciar un tratamiento.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!