Secciones
Actualidad

Camioneros condenó el asesinato del chofer en un piquete y se declaró en “estado de alerta”

Guillermo Jara fue golpeado y atacado a piedrazos, perdió el control del vehículo, chocó y murió en Daireaux. 

Tras el ataque mortal contra un chófer que intentó cruzar un piquete en reclamo por la falta de gasoil en la ruta provincial 65 en la localidad de Daireaux, en la provincia de Buenos Aires, el Sindicato de Camioneros condenó el asesinato de Guillermo Jara y se declaró en “estado de alerta”.

 

A través de un comunicado de prensa, el sindicato liderado por Hugo Moyano y su hijo Pablo Moyano aseguró en referencia al crimen ocurrido hace horas y que ya tiene tres detenidos: “El Sindicato de Choferes de Camiones repudia enérgicamente el artero ataque sufrido por el compañero Guillermo Andrés Jara, quien perdió su vida por la cobarde actitud de grupos denominados autoconvocados de la localidad de Daireaux”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En ese sentido, Camioneros exigió “el inmediato esclarecimiento y detención de todos los responsables de tan repudiable acto”. Y agregaron: “Expresamos nuestra solidaridad y acompañamiento a la familia y seres queridos ante tan grave pérdida. Declaramos estado de alerta hasta tanto se haga justicia y se actúe con la mayor severidad con los responsables de tan cobarde acto”.

 

Por otra parte, la organización de los Moyano apuntó directamente contra ciertos medios que, tras el crimen, apuntaron la culpabilidad al sindicato. “Responsabilizamos a los medios de comunicación y periodistas que constantemente incitan a la violencia atacando a nuestra organización gremial y demonizando a nuestros trabajadores y dirigentes”.

 

En otro párrafo del comunicado, Camioneros aseguró: “Cuando es nuestro gremio el que legitimante inicia alguna medida en defensa de los trabajadores, es judicializado inmediatamente por operadores de la Justicia y del PRO, quienes se dicen defensores de la República, pero cobran en dólares para atacar al movimiento obrero”.

 

Y afirmaron: “Tenemos dos compañeros presos de hace dos meses por ejercer un legitimo reclamo gremial sin ningún hecho de violencia ni extorsión (en referencia a los denunciados por bloqueos a una empresa en San Nicolás) y ahora ante la muerte de un trabajador no se ve por parte de esos operadores políticos la desesperación por repudiar esta muerte ni pedir justicia”.

 

Por último, afirmaron en el comunicado de prensa: “Nuestra organización siempre velará por la dignidad de los derechos de los trabajadores y máxime en esta situación en la que se lamenta la dolorosa pérdida de la vida de un trabajador”.

 

El hecho se produjo el lunes 27 de junio, a unos cinco kilómetros del ingreso a la ciudad bonaerense de Daireaux. La víctima, de 45 años, había salido más temprano desde General Rodríguez para realizar una entrega de carga para la empresa Transporte Segovia. Antes de llegar al destino fue sorprendido por una manifestación, donde sus colegas camioneros habían cortado la ruta para reclamar por la falta de gasoil.

 

Según contaron los testigos, el conductor hizo caso omiso a la orden de detener la marcha de los transportistas, y al continuar su camino en dirección a la localidad de Laguna Alsina empezó la persecución. Lo siguieron tres de los manifestantes a bordo de una camioneta blanca que ya fue incautada, y lo alcanzaron unos pocos kilómetros más adelante.

 

Entonces, la situación se puso más violenta. Según informó el diario La Mañana de Bolívar, los perseguidores comenzaron a lanzar piedras. Una habría golpeado primero al parabrisas y después a Gustavo, ocasionando que el conductor perdiera el control de su camión.

 

Allí fue cuando efectivos de la Policía Bonaerense y Bomberos Voluntarios de Daireaux arribaron hasta el lugar para rescatar al hombre que se encontraba inconsciente dentro del rodado. Fue trasladado al Hospital Municipal Dr. PM Romanazzi, donde murió al poco tiempo.

 

 

El comunicado completo:

 

 

El Sindicato de Choferes de Camiones repudia enérgicamente el artero ataque sufrido por el compañero Guillermo Andrés Jara, quien perdió su vida por la cobarde actitud de grupos denominados autoconvocados de la localidad de Daireaux.

 

Exigimos el inmediato esclarecimiento y detención de todos los responsables de tan repudiable acto.

 

Expresamos nuestra solidaridad y acompañamiento a la familia y seres queridos ante tan grave perdida.

 

Declaramos estado de alerta hasta tanto se haga justicia y se actúe con la mayor severidad con los responsables de tan cobarde acto.

 

Responsabilizamos a los medios de comunicación y periodistas que constantemente incitan a la violencia atacando a nuestra organización gremial y demonizando a nuestros trabajadores y dirigentes.

 

Cuando es nuestro gremio el que legítimamente inicia alguna medida en defensa de los trabajadores, es judicializado inmediatamente por operadores de la Justicia y del PRO, quienes se dicen defensores de la República, pero cobran en dólares para atacar al movimiento obrero.

 

Tenemos dos compañeros presos hace 2 meses por ejercer un legítimo reclamo gremial sin ningún hecho de violencia ni extorsión y ahora ante la muerte de un trabajador no se ve por parte de esos operadores políticos la desesperación por repudiar esta muerte ni pedir justicia.

 

Es aberrante el relato de uno de los responsables quien trata de culpar a nuestro compañero mientras cuenta pormenorizadamente la crueldad y brutalidad con la que arrebataron la vida de un padre de familia.

 

Nuestra organización siempre velará por la dignidad de los derechos de los trabajadores y máxime en esta situación en la que se lamenta la dolorosa pérdida de la vida de un trabajador.

 

“Frente al engaño y frente a la violencia, impondremos la verdad, que vale mucho más que eso”, Juan Domingo Perón.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!