Secciones
Aglomeración

Cancelación de turnos y falta de vacunas: nuevo escándalo en la campaña de vacunación en la Ciudad

El ministro de Salud, Fernán Quirós, admitió que fue un “error de logística”. El aviso de cancelación nunca les llegó a las personas y dieron turnos sin tener vacunas.

Otra vez. El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, bajo el mando de Horacio Rodríguez Larreta, protagonizó un nuevo escándalo durante su operativo de vacunación. Esta vez ocurrió en River Plate. Casi 600 personas se aglomeraron en la puerta del microestadio porque tenían turno para recibir la segunda dosis de Sinopharm. Pero, desde el Ministerio de Salud, que dirige Fernán Quirós, les avisaron en el lugar que habían suspendido el proceso de vacunación por “falta de dosis”.

Nuevas aglomeraciones se registraron en la Ciudad para la vacunación.

Mientras argumentaban problemas de logística, el enojo entre las personas iba creciendo. Sin distanciamiento social, algo que no es recomendando para evitar la propagación del coronavirus, cientos y cientos de personas esperaban explicaciones.

Según fuentes gubernamentales, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, se comunicó con Quirós para exigirle explicaciones. Durante esa charla, Quirós le explicó que cometieron un “error” y que las notificaciones de cancelación de los turnos no llegaron en tiempo y forma. Además, el ministro le admitió a Vizzotti que dieron turnos sin tener vacunas.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Mientras decenas de personas se juntaban en la puerta del club, en su mayoría profesionales pertenecientes al personal de salud, los empleados del Gobierno de la Ciudad no sabían dar explicaciones sobre lo sucedido. Al mismo tiempo, Gendarmería llegó al lugar para preservar la seguridad.  

El Gobierno no canceló a tiempo los turnos.

Después de las protestas, les avisaron a las personas que debían recibir la vacuna que tenían retirarse del lugar y que iban a recibir un nuevo turno vía mail. Para eso se encontraban firmando una ficha que servirá para certificar que estuvieron presentes en el lugar y no pudieron recibir la vacuna.

Este hecho se replicó en diversos vacunatorios de la Ciudad de Buenos Aires. En todos esos puntos, las personas que debían recibir la segunda dosis de la vacuna Sinopharm no habían recibido el mensaje correspondiente de la cancelación del turno. La explicación fue la misma: faltante de vacunas.

Quirós admitió que hubo un error.

Según un comunicado que emitieron desde Ciudad, "debido a un error 50 personas cuyos turnos habían sido cancelados no recibieron la notificación correspondiente y esta mañana no pudieron ser atendidos".

No parece coincidir con la realidad. En la puerta del microestadio de Nuñez habían cientos de personas que esperaban recibir las inoculaciones. Además de pedir disculpas, el comunicado finaliza, con una mención a Nación: "Una vez que se confirme un nuevo embarque por parte del Gobierno nacional se van a destinar unidades para ser utilizadas como segundo componente, con el objetivo de completar la inmunización de los porteños que ya se aplicaron el primero".

Este escándalo del gobierno Porteño en el marco de la vacunación contra el coronavirus se da al tiempo que Vizzotti confirmó que, desde el Ministerio de Salud de la Nación junto al presidente Alberto Fernández, se evalúa la posibilidad de diferir la segunda dosis para lograr inocular a la mayor cantidad de gente con la primera.

En ese sentido, varios estudios científicos en diversos puntos del planeta, como en Reino Unido, confirmaron que se generan los anticuerpos necesarios contra el COVID-19 para que la enfermedad no se vuelva grave en la mayoría de los casos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!