Secciones
Cuarentena y mutaciones

Carpinchos, ciervos, lagartijas y... ratas: una especialista en fauna silvestre explica la aparente "invasión" animal durante la cuarentena

Habla Marina Harteneck, presidenta de la Fundación Vida Silvestre.

¿La naturaleza se volvió loca? Las noticias reportan carpinchos en Nordelta, peces en el riachuelo, ciervos en el Tigre, colibríes en los barrios menos pensados y... puaj, ratas por doquier a toda hora del día... ¿Qué está pasando durante nuestra cuarentena? Marina Harteneck, presidenta de la Fundación Vida Silvestre, detalla con amable precisión lo que está ocurriendo durante nuestra vida en aislamiento con algunas especies de animales silvestre. 

-¿Cómo están viviendo los animales silvestres nuestra cuarentena? Aprovecho para contarle que nunca había visto una lagartija en mi casa en Lanús Este, y hace un par de días vi una que se metió debajo de la heladera... 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

-Lo que viste seguramente es un gekko. No es un animal autóctono: los gekkos fueron traídos como mascotas y se liberaron, van como avanzando por barrios, yo he visto también ahora. Les cae bien el clima. Tuve una atrás de la heladera el año pasado. Ese animalito logró adaptarse. Comen insectos y ya estaban antes de la cuarentena. Lo que sí sucede es que hay una combinación de factores. A) Nos retiramos de las calles. El ambiente está totalmente modificado por el ser humano, está urbanizado por nosotros y tampoco les sirve demasiado a los animales, pero al no estar nosotros ellos exploran más. Hay otro factor que es que los estamos mirando, que los vemos. Estamos más atentos.

-Hablemos de la aparición de peces en el riachuelo.

-En ese caso, lo que sucedió es que con el programa de limpieza del riachuelo, donde se hizo un canal paralelo al riachuelo, con una gran planta de tratamiento antes de verter el agua de ese canal hacia el río de la plata, -y todo lo que es cloacas y demás va a ese canal- hemos logrado limpiar el riachuelo. Y no solamente se ven peces, sino que se empiezan a ver tortugas también. y el ambiente se ha modificado, pero eso no es producto de la cuarentena, sino de que no estamos arrojando más suciedades contaminantes al agua.

-¿Y los vecinos de Tigre que reportaron la aparición de un ciervo?

-El ciervo de Tigre es el ciervo de los pantanos. Está bastante perseguido, por eso se esconde, pero en las islas de nuestro delta todavía tenemos poblaciones de este animal en estado silvestre,así que es un gran llamado de atención para cuidarlo y protegerlo.

-O sea que están, pero uno no los ve porque se esconden de nosotros. 

-No estamos en una fase en la cual el animal esté multiplicándose tan rápidamente que haya empezado a avanzar en el hábitat humano, lo que está sucediendo es que esos animales están, nosotros estamos tranquilos y quietitos y nos llaman un poco más la atención, y ellos avanzan un poquito más con certeza y con cuidado, y quizás todos los días avancen un poquito más. Hay muchas filmaciones de carpinchos en los barrios cerrados del nordeste de la ciudad, pero eso es porque bajó la presión de caza, porque al urbanizarse un área los cazadores no pueden ir a cazar. Entonces baja la presión de caza y el carpincho se multiplica y ese era su hábitat. Nordelta, por ejemplo, fue construido sobre un humedal. Se rellenó. Ya había carpinchos, entonces algunos van encontrando por dónde ir y conseguir un poco de pasto.

-Digamos entonces que cada episodio tiene su propia explicación, no es que la cuarentena sea un gran liberador de animales, sino que...

-No sólo, las poblaciones animales tienen, además, movimientos naturales. Por ejemplo, en la reserva Costanera Sur hay muchísima diversidad de aves, incluso de flora. Se repobló y se recreó un ambiente sobre escombros, porque en realidad el Río de la Plata es el que nos trae semillas y animales que después se pueden reproducir con las inundaciones. Cuando vimos los camalotes, por ejemplo, había habido mucho crecimiento de camalotes más al norte y después cuando sube el agua los va arrastrando. Sobre los camalotes van a llegar insectos, huevos de peces, huevos de caracoles, puede llegar una yarará , puede llegar algún otro animal que después se termina quedando. Si encuentran un territorio donde reproducirse, avanzan. Si no, mueren y no se produce ese avance.

-Hay otro tipo de fauna, tal vez no tan querida o no tan deseada, que se está viendo mucho más en estos días, que son las ratas...

-Las ratas, conviven con el ser humano desde hace siglos, si no milenios, porque todas las grandes pestes que hubo en Europa, de las cuales la más importante fue a fines del 1300, la peste bubónica que hubo en Europa, que se transmite por una bacteria de este huésped intermediario que es la pulga que está en las ratas. Todas las grandes ciudades tienen de 5 a 6 ratas por persona. Mientra estén en ese número vos no las ves, se esconden. Cuando sube la población de las ratas, que es un animal muy adaptado, ahí es donde se empiezan a ver y ahí es donde las ciudades arman sus sistemas de desratización. Es decir, está demostrado que es imposible no tener ratas: lo que se hace es mantenerlas controladas. Pero claro, si nosotros no estamos en la calle y ellas generalmente salen de noche, ahora se van a animar a salir de día. No es que haya más ratas, sino que se atreven a salir. Es lo mismo que pasa cuando tiran abajo un edificio o limpian algún baldío: de golpe los vecinos tienen invasión de ratas, porque se refugian en lugares escondidos y tranquilos, y ahora nuestras calles son más tranquilas, así que por eso podemos ver más.

-Me reporta un amigo la presencia de colibríes en Valentín Alsina, donde vive... Dice que llevaba años sin verlos en el jardín de su casa.

-Las aves son mucho más móviles: por lo pronto vuelan, de modo que volar un ratito o un ratito más les da igual, así que son las primeras en darse cuenta de las modificaciones en ambientes humanos. No dio el tiempo ahora para que se reproduzcan. no podemos decir que hay más colibríes, lo que sí puede pasar es que el colibrí se atreva a irse a un jardín en Valentin Alsina donde antes por ahí no iba porque le molestaba una gran avenida, y entonces fue a un jardín donde había una flor que le servía de alimento y se estiró un poquito más. Son las mismas poblaciones que pueden avanzar y entrar en lugares nuevos. Si queremos tener más colibríes, lo que tenemos que hacer básicamente es plantar flores nativas, porque ellos están acostumbrados a alimentarse de las plantas con las que convivieron desde siempre. Si ponemos plantas exóticas o traídas de otros continentes, por ahí se adaptan, pero no a todas. Todas las plantas que tienen forma de campanita les encantan. Hay una muy bonita que se llama salvia guaranítica, que tiene una flor azul: si vos la plantás, se te llena de colibríes. Así que hay varios factores: el animal se atreve un poquito más porque no hay ruido ni hay gente, y las personas observan un poquito más también.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!