Secciones
Polémico

Científicos habrían descubierto dónde y cómo reside el alma humana

Es una de las preguntas más trascendentales que se viene haciendo la humanidad desde que tuvo el primer chispazo de pensamiento. Y si bien siempre estuvo en el campo de la fe, lo religioso y espiritual, la existencia de un alma desvela a los científicos. Hasta ahora.


¿Un misterio a punto de revelarse?

El equipo del prestigioso físico británico Sir Roger Penrose afirma haber encontrado pruebas de que los microtúbulos de las proteínas de nuestros cuerpos contienen información cuántica sobre el ser humano, lo que algunos denominan 'alma' y podría perdurar tras la muerte física", informa 'The Daily Express'.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Penrose explica que una prueba de esta teoría es que, cuando alguien muere, esos conductos liberan su información subatómica al universo, pero, si el proceso es temporal y logra regresar a la vida, regresa a cuerpo: esa sería la vivencia de las personas que tienen experiencias cercanas a la muerte.

"Si el paciente no sobrevive al trance y fallece "es posible que la información cuántica pueda existir fuera del cuerpo", como 'alma', tal vez de manera indefinida", añade Roger Penrose.

Sir Roger Penrose y un descubrimento increíble.

Coincidencias

Los investigadores del Instituto Max Planck de Física (Múnich, Baviera, Alemania) están de acuerdo y establecen que el universo físico en que vivimos se basa en nuestra percepción pero, una vez que nuestra parte física muere, existe un infinito más allá.

Quien fuera máximo responsable de esa institución, Hans-Peter Durr, subraya que "lo que consideramos como aquí y ahora, este mundo, solo es la parte material de lo que nos resulta comprensible", mientras que "el más allá es una realidad infinita mucho mayor".

Responde a las propiedades del universo cuántico.

Durr detalla que "nuestras vidas ya están rodeadas" de ese otro mundo en el que, "cuando el cuerpo muere, el campo espiritual cuántico permanece", un fenómeno que se podría considerar "inmortalidad".

El científico Christian Hellwig, del Instituto Max Planck de Biofísica y Química (Gotinga, Baja Sajonia, Alemania) añade y explica que las propiedades de "nuestros pensamientos, nuestra voluntad nuestra conciencia y nuestros sentimientos" se podrían considerar "espirituales" —debido a que "no tienen una interacción directa con las fuerzas de la naturaleza fundamentales"— y corresponden de manera exacta con las características que distinguen los tremendamente desconcertantes y maravillosos fenómenos del mundo cuántico".

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!