Secciones
Actualidad

Cinco consejos para disfrutar sin reventar la balanza durante las Fiestas de fin de año

Cómo se hacer para comer lo necesario y qué hacer el día después.

Por la nutricionista Julieta Lupardo

A pesar de la pandemia del coronavirus, que no permite tantas despedidas y festejos de fin de año como en otras oportunidades, diciembre es un mes en el que la comida abunda y la alimentación toma protagonismo. Entonces, ¿cómo se hace para sobrevivir a este mes, sin subir de peso más de la cuenta?

Hay que comer la porción justa.

  • Organizarse

Es muy importante respetar las comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda, cena y colaciones), porque si las salteamos, empiezan los problemas. La alimentación se desorganiza y terminamos comiendo fuera de horario y en general una opción incorrecta.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además, hay que tener en cuenta que realizar ayunos prolongados tanto el día de la fiesta como después del evento para "compensar" ese exceso no es bueno para nuestra salud.

  • Comer la porción justa

Si se come sólo lo necesario pre y post evento, esto ayudará a no terminar explotados de comida después de consumir todo lo que hay en la mesa. Poner todo lo que queremos en un plato, y limitar nuestra comida a eso, es una buena estrategia para no excederse.

El plato hay que acompañarlo con verduras.

  • Incorporar verduras

Lo ideal es como verduras tanto crudas como cocidas y que estén presentadas de una manera que llamen la atención. Ejemplos: ensaladas coloridas, pinchos con tomates cherry y queso, matambre arrollado con acelga y zanahoria, picles, berenjenas al escabeche.

La verdura es de gran importancia por su contenido de fibra para dar saciedad y también contribuye a que tanto las grasas y los hidratos de carbono de los alimentos no se absorban en nuestro organismo en su totalidad.

  • Tomar con moderación

En este tipo de eventos a las calorías de los alimentos se suman las calorías del alcohol. Tomar con moderación es lo importante, ya que el alcohol aporta calorías vacías, es decir, aporta calorías, pero no nutrientes.

Se puede cenar con alguna gaseosa light o limonada y utilizar el alcohol para el momento del brindis. El día después, el agua es la mejor opción.

Lo ideal en la fiestas en beber con moderación.

  • Controlar lo dulce

Aunque parece obvio, no hay que olvidarse de la mesa dulce, que siempre es bueno disfrutarla en su medida justa. Agregar fruta a los postres o realizar brochette de frutas es una buena forma de incorporar este grupo de alimentos antes y después del evento.

Las fiestas son ocasiones sociales para disfrutar, pero teniendo la precaución de controlar la cantidad de lo que se consume. Realizar actividad física, seguir con la rutina diaria llevando a cabo una alimentación ordenada y saludable y tomar una cantidad adecuada de agua es una buena manera de compensar lo que se consumió demás.

Junto a lo dulce se pueden incorporar frutas.

Menú para el día después:

Desayuno: infusión con leche parcialmente descremada endulzada con edulcorante + 1 tostada de pan de salvado untada con queso light y mermelada light.

Colación: una fruta.

Almuerzo: ensalada de pollo, arroz integral, lechuga, tomate, zanahoria y remolacha.

Merienda: Yogur descremado con granola sin azúcar o almohaditas de avena no rellenas + una fruta.

Cena: omelette de queso y tomate.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!