Secciones
Con barbijos, sin velorios y discriminados: cómo se vive en Epuyén, la ciudad en cuarentena por el hantavirus
Actualidad

Con barbijos, sin velorios y discriminados: cómo se vive en Epuyén, la ciudad en cuarentena por el hantavirus

La pequeña villa cordillerana chubutense, en la que viven no más de 4 mil habitantes, registra más de 24 casos confirmados por hantavirus.

Por Alejo Paredes

Este martes, el Ministerio de Salud de Salta confirmó la primera muerte del año por hantavirus en esa provincia y ya son 11 las víctimas de este letal virus en todo el país. Pero al dar la triste noticia, un dato no pasó desapercibido: se trata de una cepa diferente de la que provocó las otras diez muertes en la Patagonia, ya que este virus salteño "no se transmite de persona a persona".


Ya son 11 víctimas por el virus. 

Paula Herrera, jefa de la Sala de Situación del Ministerio de Salud Pública de Salta, señaló que anualmente en Salta existen unos 30 casos de personas que dieron positivo por hantavirus, fundamentalmente en los departamentos de San Martin y Orán.

Sin ir más lejos, la funcionaria precisó que durante 2018 fueron notificados de 38 casos positivos en diferentes localidades: en total, hubo siete muertos el año pasado. Este martes, se dio a conocer que un joven de 28 años que había fallecido el 7 de enero tenía hantavirus.

Del Sur al Norte: ahora el hantavirus apareció en Salta y Jujuy, y hay otro fallecido

En este marco, Herrera sostuvo que están haciendo todo lo posible para disminuir estos casos, aunque remarcó que en este caso no se procedió al protocolo de aislamiento. Cabe resaltar que además de la víctima confirmada durante esta jornada, hay un joven de 19 años internado como segundo posible caso de hantavirus por "presentar todos los síntomas”.

Además, Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal –donde se encuentra internado el joven de 19 años y también donde falleció el hombre de 28- afirmaron que el chico estuvo cazando en la misma zona donde contrajo el virus la persona fallecida, en la localidad de Coronel Cornejo, en el departamento San Martín, cuya cabecera es la ciudad de Tartagal.

El joven evoluciona favorablemente y ya salió de terapia intensiva, mientras se aguardan por los resultados de los exámenes. Según remarcaron, en este caso no se procedió al aislamiento respiratorio selectivo del paciente por tratarse de una cepa del virus que no se transmite de persona a persona, a diferencia de lo que ocurre en el sur.

Los barbijos en Epuyén son moneda corriente. 

En este contexto, Herrera sumó que en Salta nunca circuló la “cepa Andes”, sino que siempre se trata de las cepas Bermejo y Orán, cuya característica es que el contagio no se produce persona a persona, sino solamente a través de contacto con las secreciones del roedor.

Por esta misma razón, la jefa de la Sala de Situación del Ministerio de Salud Pública de Salta dijo que si bien siempre que se habla de hantavirus, “las nuestras son cepas que no tienen transmisión intrahumana y ni la posibilidad de expansión que tiene 'Andes'".

Los casos en Salta fueron confirmados por el Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal.

Y de esta manera, aclaró que en Salta no se trataría de un “brote” de hantavirus. "Lo que estamos viendo hasta ahora está dentro de los casos esperados y se habla de brote cuando hay más de los casos esperados para una determinada patología”, sentenció, sin antes detallar que esta altura en 2018 ya habían confirmados 14 casos de hantavirus positivo y dos fallecidos.

La grave situación en Chubut

Actualmente hay 28 casos confirmados, 10 casos fatales, y más de 100 en estado de aislamiento preventivo entre las localidades de Lago Puelo, Epuyén, El Maitén, Cholila, Esquel y Trevelin reconocidos oficialmente por el Ministerio de Salud de la provincia de Chubut.

Por esta misma razón, La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) solicitó la declaración de emergencia sanitaria en Chubut por el brote de hantavirus que afecta al oeste de la provincia.

El APDH sostiene en su solicitud que este brote de hantavirus afecta a las comunidades, trascendiendo los límites municipales por lo que es necesaria la declaración de Emergencia Sanitaria en todos los municipios cordilleranos de la provincia de Chubut.

Epuyén, una de las ciudades más afectadas por el virus. 

Entre las exigencias que señala el pedido, la APDH solicita la conformación de un comité́ sanitario de expertos en el tema del más alto nivel nacional que se asienten en la región, mantener la provisión de insumos de bioseguridad adecuados y también la conformación de equipos interinstitucionales de carácter municipal para coordinar acciones.

El calvario de Epuyén, la ciudad en cuarentena por el hantavirus

Epuyén es una pequeña villa cordillerana chubutense, en la que viven no más de 4 mil habitantes, registra más de 24 casos confirmados por hantavirus y se encuentra totalmente aisladas por orden judicial. Allí viven familias sumidas en el dolor y la angustia, que perdieron padres o madres, hijos o nietos, primos y tíos a causa de la brutal expansión del virus.

Para extremar las medidas de seguridad y evitar que el virus se siga expandiendo, las autoridades aconsejaron a los vecinos de la pequeña villa que tuvieron contacto con las personas fallecidas 48 horas antes del deceso, no salir de sus casas. Además, deben usar barbijos en todo momento y hasta se les prohibió despedir a sus seres queridos, víctimas del virus.  

Muchos vecinos usan barbijos para prevenir el contagio del virus. 

El Ministerio de Salud de Chubut decretó “alerta sanitaria” por hantavirus y dispuso el aislamiento domiciliario de las personas que tuvieron contacto con los afectados por el virus. Desde entonces, murieron mujeres y hombres de 14, 16, 30, 32, 38, 61, 64 y 72 años.

Jorge Caprano, presidente del Concejo Municipal de Epuyén, reconoció que la comunidad “está muy compungida con el brote”. “Nos saludamos a cierta distancia con los vecinos. Es triste que cuatro o cinco personas acompañen el entierro de una persona fallecida”, explicó.

Caprano, presidente del Concejo Municipal de Epuyén, además cuestionó que los barbijos que tienen filtro “se están cobrando 400 o 500 pesos. Poco más y hay que sacar un préstamo para comprar un barbijo. Pasó lo mismo cuando explotó el volcán chileno con los barbijos y el agua”.

En Epuyén urieron mujeres y hombres de todas las edades. 

“Desde el área de Defensa Civil recomendamos solidaridad, acotó Caprano, llamar por teléfono al vecino que está aislado y preguntarle qué necesita comprar para que no tenga que salir y evitar mayor contacto con otras personas. Por lo menos, hasta que pase este proceso de 40 días”, dijo.

Las medidas de prevención publicadas por el Ministerio de Salud de Chubut

Elizabeth, una vecina de Epuyén, explicó cómo están transitando está difícil situación. “Los amigos son muchos y muy variados, tenemos amigos o vecinos que fueron discriminados por el solo hecho de ser de Epuyén”, remarcó.

Según explicó, la localidad El Hoyo, Lago Puelo y El Bolsón son los lugares “que más transitamos por cuestiones básicas que en nuestro pueblo no encontramos y debemos movilizarnos para esos lugares, y fueron en esas zonas donde se vio este tipo de discriminaciones”.

En esa línea, remarcó: “Una mujer embarazada fue hacia el hospital de El Bolsón con pérdidas y no la quisieron atender, la mandaron a Lago Puelo… siendo que en La Comarca lo mas cercano a un ginecólogo que se puede llegar a conseguir es en ese hospital”.

Y siguió: “Caso contrario hay q hacer 160 kilómetros para encontrar uno y lamentablemente en Esquel no están atendiendo, ya que solo están abocados a los casos del virus... solo quedan los privados, cosa que para las personas que no cuentan con obra social les es imposible”.

Por otra parte, Sofía coincidió con su par de Epuyén y advirtió: “Usamos barbijo las 24 horas. Ya no nos saludamos con un beso y hablamos a varios metros de distancia el uno con el otro. Es lamentable lo que estamos viviendo”, dijo.

La enfermedad es transmitida por un ratón conocido en la zona como “colilargo”.

Además, resaltó que su familia, amigos y allegados ya no comparten mates, no se juntan y “rezan” para que esta situación pase lo más rápido posible. “Nos lavamos las manos muy seguido, si es con alcohol en gel, mejor, y evitamos darnos abrazos con personas por fuera de la familia”, agregó.

Por otra parte, la conmovida mujer afirmó que aquellos que viven en Epuyén sufren la constante discriminación, sobre todo aquellos que deben viajar diariamente a El Bolsón para trabajar. “Nos están discriminando a todos. En locales te miran como si todos tuviéramos el virus y algunos médicos cancelaron los turnos por ´temor´”, afirmó Sofía.

Según pudo saber este sitio, odontólogos decidieron cancelar los turnos de aquellas personas domiciliadas en Epúyen hasta nuevo aviso. “Es lamentable lo que estamos viviendo y qué poca sensibilidad tienen algunos, gracias a la poca información o desinformación que hay”, sentenció.

Con barbijos, sin velorios, ni mates. 

Mientras tanto, el subsecretario de Gestión Institucional del Ministerio de Salud de Chubut, Fabián Puratich, se mostró esperanzado en que las medidas sanitarias vigentes permitan poner fin al brote de hantavirus en Epuyén, donde "hace 9 días no se registran nuevos casos".

"La situación se tranquilizó bastante y hace 9 días que no tenemos casos nuevos, por lo que tenemos la esperanza de que el brote vaya cediendo", dijo y admitió que pueden haberse reportado síntomas compatibles con la enfermedad, pero que ninguno fue confirmado.

Puratich anunció además que viajará a Epuyén junto con el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, quien se encuentra en Puerto Madryn como parte de la comitiva que acompaña al presidente Mauricio Macri en esa ciudad de la costa chubutense.

Temas

  • Epuyén
  • Chubut
  • Hantavirus

Comentarios