Secciones
Actualidad

Confinamiento estricto durante 9 días y más controles: Provincia y Ciudad apoyan al Gobierno Nacional

El presidente Alberto Fernández realizará el anuncio sobre las nuevas medidas sanitarias en las próximas horas.

Nuevas medidas sanitarias en medio de la segunda ola de coronavirus. Mientras los nuevos casos superan los 35 mil casos a diario y las muertes no bajan de 400, el presidente, Alberto Fernández, evalúa llevar adelante un confinamiento estricto de 9 días.

La suba en los casos de COVID-19 y el pedido de los médicos expertos en epidemiología que asesoran al presidente fueron determinantes para que el gobierno eligiera tomar medidas más duras. A eso se sumó el apoyo de la mayoría de los gobernadores.

Por la tarde, en la reunión virtual que encabezó el presidente se evaluaron las nuevas medidas que se tomarán tras el vencimiento del último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), que vence el viernes. En este segundo encuentro entre el primera mandatario y los representantes provinciales estuvieron Axel Kicillof, en su rol de gobernador de la Provincia de Buenos Aires; el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta; Mariano Arcioni (Chubut); Sergio Ziliotto (La Pampa); Rodolfo Suárez (Mendoza); Omar Gutiérrez (Neuquén); Arabela Carreras (Río Negro); Sergio Uñac (San Juan); Alberto Rodriguez Saá (San Luis); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Gustavo Melella (Tierra Del Fuego); y el vicegobernador de Córdoba, Manuel Calvo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Durante el encuentro el presidente puso el foco en la búsqueda de refuerzo en los controles para que los ciudadanos cumplan con las medidas vigentes. Además les aconsejó a los gobernadores que se apliquen nuevas y mayores restricciones en aquellas jurisdicciones que se encuentran en Alarma Epidemiológica o si la situación así lo amerita.

El primera mandatario encabezó la videoconferencia desde la Residencia de Olivos. Estuvo acompañado por el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, mientras que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se conectó desde su despacho de Casa Rosada. En esa charla, se delinearon las primeras medidas que se anunciarían en pocas horas.

Aunque hace algunos días, Alberto descartó de lleno el regreso a la llamada Fase 1, tanto las autoridades provinciales como el Jefe de Gobierno y Kicillof (tal vez quien más pidió por esto) estarían de acuerdo con la nueva propuesta del Gobierno Nacional: un confinamiento estricto pero de poco tiempo. Para lograr esas nuevas medidas sanitarias sólo podrían seguir abiertos los comercios que son considerados esenciales. El resto deberán bajar sus persianas durante el sábado y el domingo. Por otra parte, las plazas y parques quedarían cerrados para evitar las reuniones o concentraciones al aire libre. Con el objetivo de hacer respetar esta medida, se incrementarían los controles y no se podría circular para realizar actividades recreativas.

En otro punto, el transporte público seguiría disponible para el personal considerado esencial y que cuente con la app o los permisos autorizados para viajar. Para que no sean utilizados por personas que no son del personal esencial, aumentarán los controles en trenes, colectivos y subtes.

Por otra parte, habrá una actualización en el padrón registrado donde se depurará a aquellos trabajadores que no sean esenciales. Una opción que baraja el Gobierno en cuanto a la circulación es extender el horario de restricción que en la actualidad es de 20 a 6 de la mañana. Una opción sería que comience a las 19 y su final sera a las 6. En las zonas de Alto Riesgo seguiría siendo entre la medianoche y las 6.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) la actividad comercial se mantendría cerrada entre las 19 y las 6. Los locales gastronómicos se sumarán a los nuevos horarios. Además mantendrán sus puertas cerradas y sólo podrían trabajar con take away o con delivery.

Aunque el Gobierno de la Ciudad pretendía mantener la presencialidad en las escuelas, algo cambió tras una charla entre el jefe de Gobierno y el presidente de la Nación. El gobierno porteño iba a continuar con las clases presenciales para los niveles inicial, primario y de educación especial. A esa decisión se sumarían los dos primeros años de la secundaria, aunque también se habló de una bimodalidad, con burbujas, para contar con clases virtuales y presenciales. En tanto, en tercero, cuarto y quinto año se aplicaría la modalidad virtual. Tanto terciarios y universitarios continuarían en la modalidad virtual. Pero, finalmente, Alberto convenció a la Ciudad de Buenos Aires de suspender las clases presenciales. Como el Gobierno Nacional restableció el feriado puente, no tenía sentido que siguieran discutiendo por sólo tres días hábiles de clases. Esta vez, Larreta entró en razones y evitó una nueva pelea con la Nación. 

En el ámbito laboral, los mayores de 60 y aquellas personas que presenten enfermedades de riesgo seguirán exceptuados de concurrir al trabajo. Asimismo, aquellos que sean dispensados “recibirán una compensación no remunerativa equivalente a su remuneración habitual, neta de aportes y contribuciones al Sistema de Seguridad Social”.

Tanto en la Ciudad como en el Conurbano Bonaerense las reuniones sociales continúan prohibidas. Esta medida se aplica a domicilios particulares y también en lugares públicos cerrados. Tampoco se pueden realizar ningún tipo de actividad social. Aquellas personas exceptuadas son quienes deban visitar a personas que requieren cuidados especiales. En cuanto a las reuniones al aire libre, el Gobierno Nacional evalúa restricciones. Hasta ahora podrían reunirse al aire libre hasta 10 personas. Eso podría cambiar si se cierran plazas y parques. En ese sentido, quedarían prohibidas. En las zonas con menos peligro epidemiológico, continuarían habilitadas las reuniones en domicilios particulares de hasta 10 personas

 

En cuanto a los deportes, continuará prohibida la actividad deportiva en lugares cerrados como así también los deportes de impacto en lugares abiertos para el AMBA y las zonas en Alarma Epidemiológica. Esto incluye tanto a gimnasios como a torneos de fútbol amateur que se realizan en canchas techadas. En el debate, aún no se definió si se limitará la cantidad de personas que pueden ejercitarse al aire libre de manera grupal y si los deportes individuales al aire libre podrán realizarse.

Por último, en las zonas de alto riesgo quedarán prohibidas las siguientes actividades: casinos, bingos, boliches y salones de fiestas. Además también todo tipo de eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos “en lugares cerrados que impliquen concurrencia de personas” y la actividad en cines, teatros, clubes, gimnasios, centros culturales y otros establecimientos afines.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!