Secciones
Actualidad

Confirman que faltan vacunas en todo el país: el riesgo de que los chicos no se vacunen

Según los expertos, desde el 2017 muchas vacunas empezaron a escasear en los centros de salud, lo que provoca que no se logre una buena cobertura nacional contra las enfermedades.

Por Agustina Acciardi

La falta de vacunas en la Argentina es un tema preocupante, que genera problemas en la cobertura de enfermedades desde el 2018. Aunque en los últimos días la noticia apareció en diferentes medios de comunicación, lo cierto es que el faltante de vacunas existe, es variado y viene desde hace tiempo.

En diálogo con BigBangAnalia Rearte, vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), confirmó que la escasez de vacunas en todo el país comenzó a fines de 2017, y creció con el paso del tiempo, lo que hizo que en los últimos meses los centros de salud no contaran con varias dosis.

Sin embargo, desde la Secretaría de Salud de la Nación sacaron este lunes un comunicado en el que explicaron que la compra de los insumos durante los últimos tres años ha sido acorde a las necesidades de cobertura de la población, y que incluso para este 2019 ya se adquirió la totalidad de las vacunas correspondientes al Calendario Nacional de Vacunación.

Aunque las versiones son encontradas y dispares, lo cierto es que en muchos casos ocurre que los padres llevan a sus hijos a vacunarse, y una vez que están en el lugar, se encuentran con que no hay insumos disponibles. Además de ser una molestia para las familias que logran organizarse para ir hasta los centros médicos, lo cierto es que esta situación genera que muchos papás se olviden del tema o no vuelvan por la vacuna faltante, lo que provoca a nivel social una cobertura poco eficiente contras las enfermedades.

"La falta de vacunas es muy variable, en cada provincia faltan distintas, en un momento faltó la del HPV y la DTPa (triple bacteriana) y en el último tiempo se recompuso. Hay provincias que salieron a comprar por su cuenta, y aunque desde la Secretaría dicen que el problema se está solucionando y que las vacunas ya están compradas, hay provincias que no opinan lo mismo y que todavía están esperando la distribución de las vacunas", explicó Analía Rearte a este portal.

En este sentido, la vicepresidenta de SAVE indicó que la falta de vacunas ya se notó mucho durante todo el 2018, y que incluso por eso varias provincias hicieron denuncias o notificaciones, principalmente por la escasez de la dosis contra la meningitis, la cual fue suspendida del calendario en agosto de 2018 para niños, y aún no se volvió a incluir.

"El año pasado hubo un faltante aleatorio de vacunas. Por eso Diputados le pidió a la Secretaria un informe de la compra de vacunas, y ahí se ve que se han comprado algunas en menor cantidad", dijo la profesional.

En el documento oficial, que se dio a conocer a principios de esta semana como respuesta del pedido de la Comisión de Salud y Acción Social de la Cámara de Diputados hecho en marzo pasado, la Secretaría de Salud de la Nación confirmó que en los últimos años se han comprado menos dosis de vacunas que en otros periodos.

Cáncer oral: por qué es importante ir al odontólogo al menos una vez al año

En ese mismo informe, desde la Secretaría sostuvieron que hubo demoras en la entrega de algunos insumos por diferentes motivos, pero que esa distribución ya se reanudó, excepto por la vacuna contra la meningitis, que sigue en falta para la dosis que corresponde a chicos de 11 años.

Además, en un comunicado oficial aclararon que a la fecha se compró "la totalidad de las vacunas correspondientes al Calendario Nacional de Vacunación 2019", y que para lo que queda del año, la Secretaría de Salud "garantiza la provisión del insumo, que totaliza 42.000.000 de dosis anuales". "Para disminuir el impacto de las enfermedades prevenibles por vacunas, el gobierno destinó un presupuesto de $ 12.224.812.278 que fue asignado a la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, responsable del proceso de compra y distribución de las vacunas a las jurisdicciones", añadieron, mientras que en comunicación con este portal, el área de prensa de Salud de la Nación aseguró que un funcionario se contactará con el portal para aclarar las dudas restantes.

Respecto de la vacuna contra el meningococo, en el mismo comunicado el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, dijo que "hay cuestiones puntuales que retardan su entrega" y que se espera que el problema se comience a resolver "en las próximas semanas”.

Sin embargo, en agosto de 2018 desde el área de salud le confirmaron a este portal que el contratiempo con esta vacuna existía por "dificultades en la adquisición y entrega", pero que estaba previsto que en un corto plazo se volviera "a aplicar", cosa que no se hizo.

"La interrupción de la vacunación de menores es algo complicado por diversos motivos; lo que se ve es que disminuye la confianza en el Calendario Nacional de Vacunación, lo que disminuye también la baja de la cobertura. En la Argentina tenemos muchas enfermedades eliminadas y otras controladas, pero eso es por la amplia cobertura", explicó Rearte, y sumó que la dosis para los chicos de 11 años se da porque los niños de esa edad son los que más portan esa bacteria en su garganta.

"Los que mueren son los más chicos, pero los que los contagian son los más grandes", sumó la médica, y agregó que por la falta de estas y otras vacunas más, las provincias "están esperando las instrucciones para ver cómo se sigue y cómo se reanuda el proceso de vacunación en base a lo que se perdió el año pasado, y las vacunas que no se dieron".

Hacia el final de la conversación, la presidenta de la sociedad aclaró que afortunadamente en la Argentina el movimiento antivacunas es todavía muy pequeño, y que no considera que el hecho del faltante de insumos pueda inferir en que alguien decida dejar de vacunar a sus hijos.

Aún así, la profesional sostuvo que "la falta de vacunas es un problema para tener buena cobertura", lo que lleva a que "la gente descrea del Calendario Nacional de Vacunación, no porque esté en contra de vacuna o no le guste", sino por un tema de organización y estructura respecto del calendario y los centros de salud.

Hacia el final de la conversación, Rearte confirmó que no se puede recomendar un centro vacunatorio en especial que tenga todas las dosis, porque eso varía mucho en cada provincia y cambia también con el correr de los meses, como pasó con las vacunas de HPV y la DTPa, que estuvieron en falta durante los últimos meses pero ya fueron repuestas.

Temas

  • Vacunas
  • Calendario Nacional de Vacunación
  • Secretaria de salud de la Nación
  • meningitis
  • Faltantes

Comentarios

Según los expertos, desde el 2017 muchas vacunas empezaron a escasear en los centros de salud, lo que provoca que no se logre una buena cobertura nacional contra las enfermedades.