Secciones
Actualidad

Coronavirus en Argentina: se registraron 9.764 nuevos casos y 247 muertes

El número de personas que contrajeron la enfermedad en lo que va de la pandemia escaló a 5.106.207, mientras que los fallecimientos ya son 109.652.

El Ministerio de Salud de la Nación dio a conocer este miércoles que en las últimas 24 horas se registraron 9.764 nuevos contagios de coronavirus y 247 muertes. De esta manera, el número de personas que contrajeron la enfermedad en lo que va de la pandemia escaló a 5.106.207, mientras que los fallecimientos ya son 109.652. De acuerdo al parte epidemiológico, en Argentina hay 3.489 personas con coronavirus internadas en terapia intensiva.

El porcentaje de ocupación de camas a nivel nacional es del 50,2% y en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Del total de muertes reportadas hoy, 125 son hombres y 118 son mujeres. En tanto, cuatro personas fallecidas, tres residentes de la provincia de Buenos Aires y una residente de la provincia de Jujuy, fueron registradas sin dato de sexo.

Los casos en cada provincia 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
  • Buenos Aires 2.430
  • Córdoba 1.961
  • Santa Fe 763
  • CABA 563
  • Tucumán 502
  • Mendoza 351
  • San Juan 346
  • Catamarca 317
  • Salta 295
  • Río Negro 290
  • Chaco 246
  • Misiones 225
  • Neuquén 204 
  • Chubut 196
  • Entre Ríos 195
  • La Pampa 187
  • Jujuy 155
  • Santiago del Estero 139
  • La Rioja 106
  • San Luis 91
  • Formosa 75
  • Santa Cruz 71
  • Tierra del Fuego 42
  • Corrientes 14

 

Ocho de cada diez personas que tuvieron coronavirus desarrollaron uno o más síntomas hasta 110 días después del alta como fatiga, dolor de cabeza, trastorno de atención, caída del cabello o falta de aire, según un trabajo publicado en la revista Nature, mientras que algunos pacientes pueden tener secuelas leves, moderadas o severas hasta por un año, indicó una especialista.

"Aunque hay mucho debate sobre las denominaciones, se llama pos-Covid a las secuelas que quedan después de la etapa aguda de la infección que se resuelven dentro de los tres o cuatro meses posteriores al alta, y long Covid (o Covid prolongado) a aquellos síntomas que persisten hasta un año", indicó Ana María Putruele, jefa de la División Neumonología del Hospital de Clínicas.

En la experiencia de Putruele, los pacientes que tienen long Covid, es decir, que tienen sintomatología que persiste después de los tres meses de la infección aguda, “son aquellos que tuvieron cuadros de moderados a graves”. Según un trabajo publicado recientemente en la revista Nature, el 80% de los pacientes infectados con SARS-CoV-2 desarrollaron uno o más síntomas a largo plazo.

Este trabajo incluyó el análisis de 18.251 publicaciones científicas que evaluaron los efectos a largo plazo de la Covid-19. Es importante destacar que los estudios incluidos definieron como Covid prolongado a un rango de 14 a 110 días después de la infección viral, o sea lo que Putruele define como pos-Covid. Los cinco síntomas más comunes fueron fatiga (58%), dolor de cabeza (44%), trastorno de atención (27%), caída del cabello (25%) y disnea o falta de aire (24%).

 

La especialista sostuvo que "las alteraciones a nivel pulmonar son las más frecuentes y se detectan en los estudios de función pulmonar como en la espirometría donde se observan patrones de tipo restrictivo u obstructivo". "Aún en el caso de las lesiones pulmonares severas, la mayoría se resuelve en tres o cuatro meses; pero hay un subgrupo pequeño de pacientes, que no es más del 3 o 4 por ciento, que quedan con estas lesiones por más tiempo", remarcó.

Según explicó, en estos casos se requieren tratamiento, dependiendo del grado de severidad. "Lo que más se detecta es hipoxemia, que es cuando baja el oxígeno, y entonces uno tiene que indicar kinesiología respiratoria; en algunos casos se indican aerosoles esteroides (como los que usan las personas con asma), o bien oxigenoterapia que se da más que nada en los pacientes que tuvieron cuadros muy severos", añadió.

Una de las secuelas pulmonares más graves es la fibrosis que se produce cuando el tejido pulmonar se daña y aparecen cicatrices que provocan que el pulmón quede más rígido. "Frente a las fibrosis por Covid en la actualidad sólo contamos con kinesiología, aeorosoles u oxigenoterapia para ir restableciendo el pulmón ya que aún no está indicado el uso de antifibróticos (como Pirfenidona o Ninetavid) que se utilizan para fibrosis de otro origen", concluyó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!