Secciones
Pandemia

Covid 19 en el aire: por qué viajar en avión es “de bajo riesgo”

Por Mariano Longo, CEO de Aeroset. *

El Covid parece haber llegado para quedarse por un largo tiempo. Ya se ha cobrado más de un millón de vidas e infectó a más de 44 millones de personas, a nivel mundial.
Para colmo de males, cuando los números en Europa comenzaban a bajar, la irresponsabilidad de muchos de nosotros al momento de respetar las medidas de prevención hizo que los valores llegaran a picos inusitados.
Sin embargo, mientras el virus parece no detenerse, muchos rubros / actividades continúan trabajando en el perfeccionamiento de medidas que limiten la propagación del virus.
Mucho se ha hablado estos últimos dos meses sobre el bajo riesgo de contagio que existe durante los vuelos y creí pertinente explicarles el porqué de esta realidad.
Voy a enumerar cinco puntos por los cuales el volar es más seguro que utilizar cualquier otro medio de transporte público, pero sigo insistiendo: siempre la responsabilidad va a recaer en nosotros, siguiendo las medidas, sin excepciones, hasta el día que aparezca la vendita vacuna que nos devuelva a la vida que tanto anhelamos. 
Estas son las características principales que ayudan a reducir el contagio durante los vuelos:
Posición del asiento: la mayor parte del tiempo a bordo, estamos sentados mirando hacia adelante, en oposición a un viaje en tren o subte, donde podemos quedar enfrentados y a muy poca distancia de otra persona. Al no tener a nadie enfrente de uno, se reduce la posibilidad de respirar las microgotas expulsadas por la otra persona.
Respaldos de los asientos: los respaldos altos actúan como una barrera sólida. Generalmente, la parte más alta del cabezal supera la línea superior de nuestra cabeza, lo que constituye una protección adicional comparada con asientos más bajos.
Flujo de aire: en las aeronaves el aire corre verticalmente (desde el techo hacia el piso) lo que supone un riesgo de conducción del virus menor a otros transportes donde el flujo de aire es horizontal. 
Intercambio de aire: los aviones modernos brindan un alto flujo de aire y tasas de reemplazo, combinados con filtros de aire de partículas de alta eficiencia de grado hospitalario que son altamente efectivos para eliminar virus, bacterias y hongos. El aire de la cabina se cambia cada 2-3 minutos.
Controles de Bioseguridad: Ya implementados en muchos aeropuertos, a nivel mundial, disminuyen considerablemente las chances de volar al lado de una persona contagiada.
Esto, sumado al uso indispensable de la mascarilla y el alcohol en gel, brinda tranquilidad suficiente. El avión es el medio de transporte más seguro, hoy por hoy.
Cierro con un pequeño consejo:  no importa cuál sea tu destino, lleva un abrigo contigo y vuela todo el tramo utilizando la ventilación superior que tienes sobre ti en su máxima velocidad.

Mejor prevenir que curar… que sea un gran vuelo.

* Empresario experto en aeronáutica.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Temas

  • COVID-19
  • Coronavirus
  • Protocolo
  • Aviación Civil

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios