Secciones
Tucumán

DDHH: piden la libertad de Belén, la joven condenada por un aborto

Una decena de organismos de derechos humanos se reunieron en la ciudad de Tucumán para pedir la liberación de Belén, una joven que fue condenada por homicidio, luego de haber sufrido un aborto, por la que fue atendida en un hospital de esa provincia.


Las organizaciones se presentaron como "amicus curiae" (amigos del tribunal) ante la Justicia tucumana y solicitaron que “sea liberada de inmediato y se declare nulo el proceso" por el cual fue condenado a 8 años de prisión.

Si bien el caso será tratado por la Corte Suprema de Justicia de la provincia, se estima que para que el alto tribunal se expida "pueden pasar 90 días hábiles y eso significa que Belén continuará presa hasta el año que viene", indicaron las organizaciones que impulsan la liberación de la joven tucumana que lleva ya dos años en una cárcel común.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Es necesario que la Corte, todo el poder judicial y ejecutivo escuchen la demanda que hemos presentado junto a las organizaciones, porque lo que sucedió con Belén forma parte de una triada conformada por la policía, un sector de la salud y la justicia”, sostuvo la abogada Soledad Deza durante con conferencia de prensa ofrecida hoy como cierre de una serie de actividades a favor de Belén impulsada por Amnistía Internacional Argentina.

La abogada hizo referencia al documento no vinculante elaborado por el ministro fiscal Edmundo Jiménez, que “recoge los argumentos de los amicus curiae” y en donde dice “que no se tuvo en cuenta la situación de vulnerabilidad" de la joven, además de cuestionar el fallo de la Sala III integrada por los jueces Dante Ibáñez, Néstor Rafael Macoritto y Fabián Adolfo Fradejas.

"En la madrugada del 21 de marzo de 2014, Belén fue a la guardia del Hospital de Clínicas Avellaneda en San Miguel de Tucumán por dolores abdominales. La derivaron al Servicio de Ginecología porque tenía abundante sangrado. Allí, los médicos le informaron que estaba teniendo un aborto espontáneo de un feto de aproximadamente 22 semanas. Belén dijo que desconocía estar embarazada", informó Aministía. 

Organismos marcharon para pedir la libertad de Belén.

"Personal del hospital encontró en un baño un feto e inmediatamente la denunciaron asumiendo que era  el “hijo” de Belén,  pero sin tener ninguna prueba ni análisis de ADN que probara su relación con el feto. Belén contó que un enfermero le trajo el feto en una cajita y la insultó por lo que le había hecho, argumentando que se trataba de su “hijo”. Cuando despertó del legrado en su cama, estaba rodeada por varios policías que inspeccionaban sus partes íntimas", agregó la entidad.

"Durante la investigación no se demostró cuál fue el baño donde se produjo el hallazgo del feto; no se logró establecer la escena del crimen; no existe coincidencia entre el horario en el que el hecho ocurrió y las características del desgarro del cordón umbilical no se encuentra en la historia clínica”, explicó Deza.

La abogada recordó que tampoco se obtuvieron muestras al feto y que la autopsia presenta severas fallas ya que "algunos exámenes dicen que el feto era de sexo femenino y otro masculino y también se mencionan horas diferentes del hallazgo”.

Ante ese panorama, Deza señaló que “solicitamos, al igual que lo hizo el Consejo Federal de Derechos Humanos, la inmediata liberación de Belén y que se declare nulo el proceso”.

"No se puede esperar los 90 días hábiles que cuenta la Corte Suprema para analizar el caso de esta joven que lleva dos años presa y no puede seguir en esa condición hasta el año que viene por una investigación que es nula”, afirmó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!