Secciones
Coronavirus

Del boom a la parálisis: las cervecerías artesanales enfrentan un panorama sombrío

Los productores vieron reducidas sus ventas en un 90%.

Años atrás, la época del boom de la cerveza artesanal jamás podría haber anticipado el oscuro presente que impuso sobre ese sector la pandemia de coronavirus, que obligó a cerrar locales e instrumentar esquemas de delivery. 

Según datos de la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina, más del 90% de los productores vieron reducidas sus ventas en un 90% desde el 16 de marzo. Lo cual es entendible si se tiene en cuenta que cerca del 80% vende casi la totalidad de su producción a bares y restaurantes que hoy no están funcionando. 

El golpe es tan fuerte que el 30% de los productores de cerveza artesanal ya ha recibido confirmación por mas del 50% de sus clientes de que no volverán a abrir después de la cuarentena.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"El único canal que pueden utilizar los comercios es el delivery que ofrecen las plataformas digitales de alimentos. Este canal por sí solo es escaso a la hora de generar los ingresos necesarios para mantener las estructuras de las pymes gastronómicas. Por ende, aún menos las estructuras de la fabricas cerveceras artesanales que abastecen estos comercios", le explica a BigBang Juan Manuel Insfrán, presidente de la Cámara. 

Marcelo Roggio, vocal del organismo y propietario de la cervecería Peñón del Águila, aclara que apoyan "fuertemente las medidas preventivas de aislamiento para mitigar el impacto sanitario de la pandemia", pero al mismo tiempo entienden "que el apoyo a las pymes tiene que ser muy importante para evitar pérdidas masivas de puestos de trabajo".

En ese sentido, Nicolás "Harry" Salvarrey, uno de los propietarios de las cervecerías Desarmadero y Desarmadero Session, señala que las prioridades por ahora para los locales que lleva adelante son cumplir con los sueldos de sus más de 40 empleados, no abandonar a los proveedores y no cortar la cadena de pagos. 

"Desde que la cebada sale de la tierra hasta que un cliente se toma un vaso de cerveza, todos somos parte de la misma cadena, y hoy esa cadena está en peligro y necesita ayuda", subraya. 

Medidas que no alcanzan

Por ahora, el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción (ATP) lanzado por el gobierno nacional no incluye al sector cervecero a pesar de los reiterados pedidos de la Cámara.  

"Sólo el 3% de las empresas pudieron ingresar al primer crédito para salarios a la tasa del 24%, y fueron aquellas que no sólo tenían a su nómina salarial completa en el banco sino que ya estaban precalificadas para acceder a créditos. Es decir, ya estaban tramitando otro tipo de créditos para su actividad", señala Insfrán

En relación a los locales cerveceros, Salvarrey explica que las medidas de asistencia del gobierno "cubren apenas una parte de los salarios básicos, mientras que la baja en nuestra facturación fue dramática".

"Entre el tiempo que lleva reinventarse en este contexto tan difícil, la cantidad de sueldos a cubrir, los alquileres que hay que seguir pagando -más allá de lo que se diga, algunos propietarios siguen tratando a los locales como si no hubiera pandemia, como si estuviésemos trabajando con normalidad- y las comisiones sangrientas de los servicios de delivery, medios de pago electrónicos y tarjetas de crédito, el margen de rentabilidad en gastronomía está por el piso. Sobrevivir en estas condiciones, hoy, es una proeza", sentencia. 

El eventual panorama post-pico de la pandemia, en el cual muy probablemente las cervecerías abran con capacidad reducida, obliga según Insfrán a que "este segmento deberá tener incentivos de financiamiento más allá de lo que dure la cuarentena, para poder mantener la actividad".  Roggio enumera las demandas del sector para poder salir a flote en un momento tan grave."Con el único fin de poder mantener los puestos de trabajo, se necesita asistencia concreta y consistente relativa a exención de impuestos; asistencia para pago de sueldos, y eliminación de cargas sociales y retenciones; créditos blandos a mediano plazo con tasas subsidiadas para capital de trabajo y reactivación de la actividad; resolución del Banco Central que suspenda la atención del endeudamiento bancario mientras duren las restricciones a la economía, y una extensión del plazo para el tratamiento de cheques rechazados del 30 de abril al 31 de mayo". 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!