Secciones
Atención

Dengue en Argentina: suba de casos, desarrollo de la vacuna y medidas de cuidado para el verano

Desde el Ministerio de Salud comunicaron que habrá una posible suba de casos debido a la compleja situación que se vive en Brasil.

Casi 4.000 casos de dengue fueron confirmados en laboratorio entre enero y octubre de este año, pero se prevé un aumento de notificaciones en los próximos meses debido a la actual situación que se registra en Brasil, según informaron autoridades del Ministerio de Salud de la Nación.

Hasta la semana 42 de este año, se confirmaron por laboratorio 3.972 casos de dengue, lo que significaría una tendencia a la baja si se consideran los 58.435 casos confirmados a lo largo de 2020, récord histórico de contagios del vector, según datos de la Dirección Nacional de control de enfermedades transmisibles y el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud. Pero no.

Los especialistas en la materia consideran que los estudios preliminares indican que para la nueva temporada 2021-2022 podría haber más casos, debido a que hubo un aumento de notificaciones en Brasil en relación al año pasado. Si bien durante 2020 se registraron tres serotipos circulantes en el país, la mayor parte de los casos tipificados pertenecieron al DEN-1, en un 93%; mientras que los casos que correspondieron al DEN-2 fueron del 3% y los del DEN-4, un 4%, según detalló el último boletín epidemiológico de vigilancia publicado por la cartera sanitaria.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Los últimos casos confirmados se registraron en junio en las provincias de Jujuy, La Rioja y Salta. Los datos históricos informados por el área muestran los picos de casos que se dan en ciclos de tres a seis años aproximadamente, donde luego del récord de casos del año pasado, el 2019 solo había registrado 2.794 casos de dengue confirmados por laboratorio mientras que en el 2018 no superaba los 2100.

En 2016, cuando se registraba el récord histórico antes de lo ocurrido durante 2020, se informó un incremento de infecciones que se posicionaron en los 41.207 casos. Mientras, en el 2014 los registros fueron sólo de 490 y cinco años después, en 2009, se confirmaron 26.923.

Durante 2001 y 2005 no se registraron casos en la Argentina, años cercanos a cuando el vector comenzó a aparecer en los registros de nuestro país, con 330 infecciones confirmadas en 1998. Fuentes del Ministerio de Salud, confirmaron que las fases de análisis clínico de las vacunas desarrolladas a nivel local contra el vector se están realizando para perfeccionar la antigenicidad y "está mejorando con resultados prometedores”. Según las fuentes, la vacuna está en proceso de prueba porque no cubría todos los serotipos circulantes en el país y pronto se presentarán papers con novedades al respecto.

Los cuidados que hay que tener

En cuanto a las campañas de prevención, personal del Ministerio ya inició su planificación en el mes de septiembre en todas jurisdicciones argentinas. Además, siempre se dispone la comunicación a la población sobre la importancia de realizar el descacharro y ajustar los insumos necesarios ante la posibilidad de un brote, donde se realiza también la desinfección en el aérea localizada con los contagios. 

Como aún no existen vacunas para prevenir el dengue ni medicamentos específicos que lo curen, la medida más importante para evitarlo es eliminar todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan de modo frecuente, debe evitarse el acceso del mosquito a su interior (tapando tanques, aljibes y/o cisternas) o evitando que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos y cepillando frecuentemente (portamacetas, bebederos), o poniendo los mismos al resguardo bajo techo (botellas retornables).

La aplicación de insecticidas es una medida de control destinada a eliminar a los mosquitos adultos, pero no es útil para eliminar los huevos ni las larvas. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que no se recomienda en momentos de emergencia sanitaria, cuando se detectan casos con sospecha de dengue, y siempre debe ser acompañada por acciones de control y eliminación de todos los recipientes que acumulan y puedan acumular agua en las casas y espacios públicos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!