Secciones
Actualidad

Denunció que su abuelo, tío y padre la violaron durante años: la Justicia recién ahora la escuchó

Le dijeron que había prescripto porque "tardó en hacer la denuncia".

La Sala n° 1 de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Mar del Plata revocó el fallo dictado por el juez Saúl Errandonea, un caso de abuso sexual agravado de un padre, un tío y un abuelo contra una niña entre los 3 y los 12 años.

María de los Ángeles Tobio (36), o Marita, se habia presentado a la justicia a principios de 2021, y denunciaba a su papá, Juan Carlos, y al tío Guillermo y a su abuelo Fidel, ya fallecidos. Habían abusado de ella sistemáticamente durante más de una década. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según el fiscal Alejandro Pellegrinelli, y avalado en el fallo por el juez Errandonea (revocado este lunes 30 de mayo), el delito había prescripto por suceder durante los años 1988 y 1997. ¡Causa archivada!

La apelación

Sin embargo, ante la apelación de María de los Ángeles baja la representación del abogado César Sivo, la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata ordenó revocar íntegramente ese fallo. 

La nueva resolución, a cargo de los jueces Marcelo Riquert y Esteban Viñas, dice que se “haga efectivo el derecho a la tutela judicial efectiva de la denunciante, sin perjuicio de la imposibilidad de imponer sanciones penales, habilitando judicialmente la realización de un proceso por la verdad y permitiendo el eventual esclarecimiento de los hechos denunciados”. 

También ordena “una reparación tanto moral como pública de la víctima, menor al momento en que aquellos hechos se habrían perpetrado”, y dispone abrir la causa, investigar y llegar a la verdad a través de un juicio a modo "de reparación moral y pública". 

Los jueces se basaron en la ley 27.206, "de respeto a los tiempos de las víctima", que establece que no importa la edad de la víctima, ni cuántos años hayan pasado de la comisión del delito, el hecho que da inicio al plazo de prescripción es la denuncia hecha por la víctima o la ratificación que hiciera de la denuncia formulada por otros.

"Jamás pensé que iba a poder contarlo, ponerlo en palabras", le contó al Diario Clarín, y agregó: "Imaginar que pudiera pasarle algo así a mi hija me hizo romper el silencio, y lo conté. Después lloré todo un mes".

Por su parte, el letrado de la víctima, César Sivo, le dijo a Télam que "no va a haber una pena, pero sí va a tener una pena social y una trascendencia histórica en ese sentido, porque por más que el hecho esté prescripto, la Justicia ofrece la reparación a la víctima de ser escuchada".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!