Secciones
drama

Derrumbe en Miami: un rescatista halló el cuerpo de su hija entre los escombros

Siguen las tareas en el edificio derrumbado en Surfside.


En la madrugada del 24 de junio, una tragedia vistió de luto a Miami. En aquella jornada, un edificio de Miami se derrumbó. Formaba parte del complejo Champlain Towers, ubicado en  Avenida Collins 8777, en la zona de Surfside en North Miami, de la Florida. Desde entonces más de 140 personas se encuentran desaparecidas y ya hay 20 personas fallecidas.

 

Mientras tanto, los rescatistas continúan trabajando sin parar. Con riesgo de derrumbe en otra zona del complejo y luego de pésimo clima, las tareas de rescate se reanudaron el jueves por la tarde.  Casi un día antes, habían realizado una interrupción de 15 horas debido a movimientos en la parte del edificio que todavía está en pie y que era un peligro para los trabajadores.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En ese punto, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, indicó que lo más probable es que esa parte sea demolida. Pero eso  continúa en análisis. Para obtener los resultados, los ingenieros locales serán quienes decidan ver cómo encarar el nuevo trabajo, ya que se encuentran en el lugar junto a los rescatistas. Par colmo de males, todo deberá hacerse rápido por la posible llegada del huracán Elsa, al sur de la Florida, a comienzos de la próxima semana. 

 

Además, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa, Jill, dejaron Washington y visitaron Miami-Dade. Ahí mantuvieron una reunión con las autoridades a cargo del operativo, los rescatistas, los sobrevivientes y, principalmente, con los familiares de víctimas y desaparecidos.

 


Por su parte, Charles Burkett, alcalde del condado, declaró a los medios sobre los trabajos de demolición sobre la parte del condominio que quedó en pie: “Digámoslo de esta forma, creo que se da por entendido que si el edificio es un problema, tendremos que eliminar el problema”.

 

En tanto, Levine Cava, dijo: “Esta decisión debe tomarse de forma extremadamente cuidadosa y metódica, teniendo en cuenta el efecto de las operaciones de búsqueda y rescate, así como el campo de escombros existente”. Esas declaraciones están íntimamente vinculadas a las quejas de los familiares de los desaparecidos, que guardan esperanzas de encontrar a sus seres queridos con vida debajo de los escombros. 


Pero, en medio de todas esas discusiones y cuando se retomaron las tareas sobre el edificio derrumbado, se vivió un episodio repleto de horror y dolor. Un rescatista, que sumó a los trabajos desde el primer día, encontró el cuerpo de su propia hija, que se encontraba desaparecida desde el 24 de junio.

 

Tanto el Canal 10, de Miami, y la agencia EFE confirmaron la noticia con un miembro de los equipos de rescate, que pidió no ser identificado y exigió que se guarde la información del trabajador como de su hija. Hasta el momento la información no fue comunicada oficialmente, ya que las autoridades brindan las novedades cada mañana, en una rueda de prensa. 

 

Según informaron miembros del equipo, el rescatista trabajaba sobre una zona específica del derrumbe, cuando dio aviso de que había encontrado un cuerpo. Con las alarmas encendidas, varios miembros se sumaron al trabajo. Cuando lograron retirar el cadáver, el hombre se dio cuenta que era su hija, que tenía siete años, y dormía en el  departamento de ese complejo en la madrugada del desastre.

 

Según el Canal Local 10, cuando se produjo el doloroso hallazgo, otros socorristas ayudaron al hombre a descender de la montaña de escombros y bajaron el cuerpo hasta la calle. Una vez ahí, el padre, en llanto, abrazó el cuerpo, luego lo cubrió con su campera y colocó encima una bandera de Estados Unidos. Luego de unos minutos de silencio, el hombre fue atendido por médicos, mientras el cadáver fue trasladado a la morgue local. 

 


La investigación sobre las causas del derrumbe siguen firmes. Ya se conoció un informe de ingeniería de 2018 en el cual se señala que el área junto a la piscina en la planta baja del edificio se posaba sobre una losa de concreto que tenía "serio daño estructural"' y necesitaba extensas reparaciones. También encontró "agrietamiento abundante" en columnas de concreto, travesaños y muros en el estacionamiento.

 

Apenas dos meses antes de que se derrumbara el inmueble, la presidenta de la junta de condominios escribió una carta a los residentes en la que informaba que los problemas estructurales identificados en la inspección de 2018 habían "empeorado significativamente’' y que las reparaciones costarían al menos 15,5 millones de dólares. La tragedia de Miami sigue sumando historias muy dolorosas. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!