Secciones
Actualidad

Despiden los restos de Santino, el niño de 4 años asesinado en Puerto Deseado después de que violaran a su madre

Los vecinos de Rosario de la Frontera acompañaron en caravana al coche fúnebre que trasladó el cuerpo hasta la Iglesia Nuestra Señora del Rosario. El entierro será durante la tarde.

Después de haber sido dada de alta, María, la mujer que fue violada por dos hombres el jueves pasado en la localidad santacruceña de Puerto Deseado, regresó a Salta junto a su familia para darle el último adiós a su pequeño hijo de 4 años, asesinado a golpes luego del ataque sexual sufrido por su madre.

Tras abandonar el hospital zonal, la víctima tomó un vuelo hasta Buenos Aires, y más tarde, junto con el cajón del niño, viajó hasta la localidad de Rosario de la Frontera, en Salta, donde vive con su marido y sus otros hijos. Durante la noche del martes, la mamá de Santino arribó a la provincia, e instantáneamente fue recibida junto a su marido por funcionarios locales.

“Recibimos a María y a su familia, víctimas de la tragedia en Puerto Deseado. Nos comprometimos a brindarles ayuda, contención y todo lo que esté a nuestro alcance”, publicó anoche el Gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, en su cuenta oficial de Twitter.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además de Sáenz, la recibieron el ministro de Seguridad provincial, Juan Manuel Pulleiro; el coordinador de Enlace y Políticas de la Gobernación, Pablo Outes; y la secretaria de Derechos Humanos, Mariana Reyes; junto a un sacerdote, miembros de Gendarmería Nacional y familiares.

En una caravana compuesta por motos, autos y personas que iban a pie, este mediodía inició un recorrido por el pueblo donde el menor vivía, y acompañados de vecinos y familiares, los papás del nene llegaron muy angustiados a la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, donde tuvo lugar una misa de despedida.

Aunque en un principio había trascendido que este miércoles iban a velar al niño, finalmente su familia aclaró que no quería que la espera sea tan larga, y anunciaron que esta tarde iban a darle sepultura.

Antes de entrar a la misa, Celso, el papá de Santino, agradeció a todos los presentes, y muy conmovido, entre lágrimas fue consolado por el personal médico y de Gendarmería que lo acompañaba. A la Iglesia asistieron cientos de vecinos y conocidos de la familia, quienes aprovecharon el momento para dejar una flor sobre el cajón del niño para así despedirlo con tristeza.

María, su madre, todavía no se encuentra en buenas condiciones de salud, ya que fue muy golpeada durante la violación, por lo que asistió a la despedida, pero estuvo en todo momento contendida por el personal de salud que la acompañaba. Luego de la misa, el cuerpo del niño será llevado al cementerio, donde finalmente sus seres más cercanos le darán el último adiós.

El ataque

El hecho ocurrió el jueves pasado cuando María y su hijo de 4 años, que estaban de visita en Puerto Deseado, caminaban por la playa Cavendish.  De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella.

Según su relato, en medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes y abandonaron.

Por el crimen y la violación hay dos detenidos, un adolescente de 16 años que admitió su participación, y un hombre de 33 años con antecedentes psiquiátricos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!