Secciones
En protesta por el acuerdo con el fmi

Detuvieron a uno de los sospechosos por el ataque contra el despacho de CFK en el Congreso

Se trata de uno de los integrantes de la agrupación de izquierda Movimiento Teresa Rodríguez (MTR). Hay otros siete sospechosos identificados. 

Uno de los sospechosos de causar destrozos en el Congreso Nacional y más específicamente en el despacho de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner durante las protestas contra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), fue detenido en las últimas horas por las fuerzas de seguridad.

Se trata de Jaru Alexander Guerrero Rodríguez. Entre las cosas que incautaron en el domicilio donde se realizó este procedimiento había plantas de marihuana y también material del Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), una de las agrupaciones de izquierda que participó de la marcha contra el acuerdo con el FMI.

El operativo que derivó en la nueva detención fue pedido por exhorto a la Justicia bonaerense de parte del juez penal y contravencional de faltas de la ciudad de Buenos Aires Norberto Circo, quien instruye una causa por “atentando a la autoridad, lesiones y daños contra el patrimonio porteño”. Según fuentes del caso, Guerrero Rodríguez habría sido filmado volcando un container de residuos en las inmediaciones del Palacio Legislativo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En el marco de esta causa que investiga los disturbios, ya había otro hombre detenido, Oscar Ramón Santillán, a quien la Justicia le dictó la prisión preventiva, acusado de “haber formado parte de una asociación ilícita que protagonizó y coordinó los incidentes perpetrados en las inmediaciones del Congreso Nacional”. Este sospechoso no contaba con antecedentes delictivos.

Además de estos dos detenidos, hay otros siete sospechosos que ya fueron identificados, que no tendrían afiliación política conocida o detectable a partir de las primeras tareas de inteligencia criminal que se dispusieron en la investigación, por lo que en las últimas horas comenzó a robustecerse la hipótesis que sostiene que podría tratarse de personas contratadas para generar disturbios.

Según indicó Télam, la edad promedio de los sospechosos es de 20 años y pudieron ser identificados por medio de un "software" del Ministerio de Seguridad que vinculó sus rostros con sus datos personales y domicilios.

En este expediente intervienen la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo y los delitos que se investigan podrían encuadrarse bajo las figuras de "daños agravados" e "intimidación pública", hechos distintos a los que pesquisa la justicia porteña, que tiene a una persona detenida con prisión preventiva por atentado contra la policía local y daños al patrimonio de la Ciudad de Buenos Aires.

Por estas horas, los investigadores analizaban las próximas medidas a adoptar luego de recibir la información solicitada a las fuerzas de seguridad que permitieron identificar a los sospechosos: los nombres de los apuntados por la Justicia no trascendieron para evitar que se frustren los próximos pasos de la investigación judicial.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!