Secciones
En chicos y adolescentes

Día de la Niñez: la importancia de una buena alimentación para evitar desnutrición u obesidad

Es un derecho de los niños estar bien alimentados y comer saludablemente.

En el Día de la Niñez no todo tiene que ver con juegos, sino también con los derechos de los chicos, los cuales en muchas ocasiones se ven vulnerados. Una de las cosas a las que a menudo no se le presta demasiada atención, está relacionada con la alimetanción y nutrición de los menores de edad.

De hecho, en el mundo entero demasiados niños y jóvenes comen muy pocos alimentos saludables y muchos alimentos poco saludables. Así lo indica el informe de UNICEF "Estado Mundial de la Infancia 2019", del cual surge que el número de niños con obesidad de entre 5 y 19 años se ha multiplicado, aumentando entre 10 y 12 veces en todo el mundo.

Además, según las ENNyS (Encuesta Nacional de Nutrición y Salud) realizadas en el año 2018, el 41,1% de los chicos y adolescentes tiene sobrepeso y obesidad en la Argentina, y esas consecuencias se observarán en su vida adulta pero fundamentalmente en la actualidad, durante su crecimiento y desarrollo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En base a esto, Virginia Busnelli, médica especialista en nutrición y directora del Centro de Endocrinología y Nutrición CRENYF, indicó que "la malnutrición por exceso está íntimamente relacionada con el consumo de alimentos poco saludables y la inactividad física, pero no podemos pensar al niño/niña como una persona aislada, sino como parte de un conjunto, como pieza dentro de un juego muy grande en el que participan actores como: familia, cambio climático, oferta, demanda, amigos, emociones, urbanización, industria, publicidades y más".

Como estrategia para abordar esta situación, se puede iniciar una búsqueda de una alimentación saludable desde el entorno familiar. "Abordar este tema en los niños debe incluir el trabajo de un ambiente familiar que habilite y facilite a la maduración del niño, al crecimiento en la autonomía, en la capacidad de que pueda tomar sus propias decisiones con respecto a la salud, sin imposiciones, castigos ni premios", dijo.

La búsqueda de la alimentación saludable debe ser moneda corriente en casa; desde el ejemplo y la vivencia se pueden construir hábitos que se puedan mantener para siempre. Otra forma de traducir este mensaje a los niños, es a través de una de sus actividades más serias: el juego. "Jugar con la comida con la intención de fomentar la creatividad, experimentar texturas, jugar con los sentidos y conectar con algo tan natural como el alimento es empezar a colocar a la comida en un espacio de risas y aprendizajes", agregó.

Los niños tienen derechos, y muchas veces la malnutrición reflejada en el exceso de peso es un limitante para poder gozar de los mismos. Según la nutricionista, para que los chicos tengan una buena vida, en casa se deba hablar a menudo de la relación existente con el alimento, y por otro lado, tampoco se debe minimizar el peso de los niños.

Además, para respetar su salud es importante buscar ayuda profesional cuando se lo requiera; que siempre abuden frutas y verduras en la casa; y nunca obligar, premiar o castigar con el alimento.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!