Secciones
Actualidad

Día de los Inocentes: la sangrienta matanza de bebés que dio inicio a la festividad

Aunque la fecha tiene un origen trágico, desde hace varios años todos los 28 de diciembre se realizan bromas a los "inocentes".

Desde hace varios años, en muchos países de Latinoamérica todos los 28 de diciembre se suelen hacer bromas, y algunas muy pesadas, entre amigos o conocidos. Sin embargo, quizás son pocos los que están al tanto del origen del Día de los Santos Inocentes, una fecha que se conmemora por un motivo muy trágico, como fue la matanza de cientos de bebés en Belén.

El Día de los Inocentes tiene su origen en la matanza de bebés a cargo del rey Herodes.

La historia de este día comenzó hace miles de años atrás, cuando el rey Herodes ordenó asesinar a todos los niños menores de dos años nacidos en Belén, con el propósito de deshacerse del “mesías”, ya que tenía miedo de que el recién nacido le sacara su lugar. Ese Mesías, el rey de los judíos, era Jesús.

En ese momento, Herodes les dijo a los Reyes Magos que estaba muy interesado en el rey que acababa de nacer y les pidió que a su regreso le informaran sobre él para ir también a “adorarlo”. Según cuenta la historia, la estrella de Belén guió a los magos hasta el niño Jesús, y cumplida su misión luego de llevarle regalos, regresaron a sus patrias por otros caminos, ya que un ángel les avisó en sueños que Herodes quería matar al hijo de María y José.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Herodes se sintió engañado por los magos, y le ordenó a sus soldados que mataran a todos los niños menores de dos años, con el deseo de acabar con aquel rey nacido en Belén, que ponía en peligro su propio reinado. Según indica San Mateo en el Nuevo Testamento, un ángel avisó a José para que los tres huyeran hacia Egipto, y así, cuando llegaron los soldados de Herodes, el niño Jesús ya había abandonado la ciudad.

Herodes mandó a matar a cientos de bebés cuando nació el Niño Jesús.

Ese día se produjo un genocidio conocido en la Iglesia como "la matanza de los inocentes", ya que según la religión católica, los niños no murieron por Cristo, sino en lugar de él.

Desde ese 28 de diciembre donde cientos de niños murieron, la Iglesia y sus fieles conmemoran ese día. Sin embargo, en la Edad Media se convirtió esa fecha en un día para realizar la “Fiesta de los locos”, celebrada entre Navidad y Año Nuevo.

Según se sabe, las fiestas eran tan escandalosas, que la Iglesia, en su afán por calmar las excentricidades de sus fieles, decretó que se celebrara en esa fecha el día de los Santos Inocentes.

Luego de estos cambios, hace muchos años también surgió la tradición de hacer bromas a conocidos y amigos todos los 28 de diciembre, aunque la tradición indica que se debe realizar a personas inocentes, como los niños fallecidos.

Algunas de las típicas bromas son cambiar azúcar por sal, cambiar la hora del reloj, hacer una falsa llamada y hasta pegar un billete en el suelo para que quien lo encuentre no pueda levantarlo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!