Secciones
Cambios culturales

Día del Padre: los hombres que desafían el modelo tradicional y quieren ser padres solos

Antes las imposiciones sociales de años, muchos varones hoy se debaten entre sus sentimiento más profundos y lo que "debe" o no hacerse.

Si bien es cierto que mucho se habla de la búsqueda de un embarazo, de los duelos, de las pérdidas y también de los logros desde la perspectiva de la mujer, la mirada y el sentir del hombre por mucho tiempo ha sido desterrada del discurso social. De hecho, poco se dice o se conversa sobre aquellos hombres que tienen el deseo de ser padres solos, sin estar en pareja.

Hoy en día son muchos los padres que se animan a ser papás solteros.

Aún así, lo cierto es que en la actualidad vivimos profundos cambios socio-culturales, y el hombre se ha ubicado en un lugar diferente respecto de la búsqueda de un hijo y de la paternidad, en comparación con lo que antes sucedía. Aunque durante décadas todo lo referido a la maternidad era solo cosa de mujeres, hoy no es así y son muchos los varones que están muy presentes en la búsqueda, en los tratamientos, en la llegada y crianza de un hijo.

De hecho, cada vez hay más hombres solos que consultan para tener un hijo y, en ocasiones, ante las imposiciones sociales, se deben debatir entre sus ideales y sus deseos más profundos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La mayoría de los hombres que manifiestan sus ganas de tener un hijo en el contexto de una donación de gametas o de una gestación subrogada, incluso en un programa de co-parentalidad, provienen de hogares tradicionales donde el hijo es criado por un padre y una madre que permanecen sujetos a roles impuestos por su género. Por este motivo, según la licenciada en psicología Patricia Martinez, la primera batalla que enfrenta un hombre solo que quiere ser padre, es romper con el modelo tradicional del cual proviene y que desde siempre tuvo como marco de referencia. "Los ideales materno-paterno, funcionan muchas veces como mandatos y el no cumplimiento, casi siempre repercute culposamente", explicó.

Los hombres hoy muestran su deseo de ser padres, aún sin estar en pareja.

Aún así, con sentimientos encontrados, hoy se ve un nuevo estilo de hombre que comenzó a atreverse a tomar lugares que antes eran ocupados por mujeres. Incluso, hay parejas de hombres u hombres solos que piensan en formar una familia, y para ellos la donación gametaria o la gestación sustituida es la única posibilidad de realizar su sueño. Estos tratamientos son vividos con alegría y entusiasmo la mayoría de las veces, aunque ser padre en el contexto de una pareja igualitaria o en soledad es una aventura que no todos están dispuestos a afrontar. 

Uno de los referentes más conocidos en la esfera pública que fue padre solo, es Marley, quien se convirtió en papá en octubre de 2017 por medio de un vientre subrogado. Lo mismo hizo Flavio Mendoza poco tiempo después, y muchos años antes Ricardo Fort se animó a tener mellizos a través del método de vientre de alquiler.

Marley se convirtió en padre de Mirko en 2017.

Sin embargo, según la psicóloga de Halitus Instituto Médico, cuando la donación de gametas o la gestación por sustitución es indicación médica en una pareja heterosexual, las cosas son distintas. En este caso, la persona siente que hay una renuncia en juego. Los hombres que por motivos médicos deben renunciar a su genética, se enfrentan a cuestionamientos propios y a veces cuesta entender y aceptar la paternidad en este contexto.

Renunciar a la transmisión genética no es cosa fácil para un hombre, sobre todo cuando históricamente el rol paterno ha sido el de “la transmisión” de valores, identificaciones y de la genética por supuesto. Muchos hombres pueden atravesar este doloroso camino, aceptando lo que no pueden llevar a cabo, y otros, en cambio, prefieren abstenerse de este enfrentamiento con la frustración renunciando al hijo. 

La familias cambiaron hoy en día.

¿Y qué pasa entonces? Muchas veces, en el contexto de una pareja heterosexual, es el amor y el deseo de tener un hijo con su mujer lo que termina por inclinar la balanza de una de las decisiones más difíciles que un hombre puede tomar.

Aún así, la paternidad plantea desafíos complejos. "El hombre solo o acompañado de otro hombre o de una mujer se enfrenta a una experiencia, que en la actualidad, implica revertir viejos y gastados conceptos para hallar las nuevas herramientas que permitan hacer de la paternidad algo posible. La cuestión está en entender que debemos educar y formar a un hijo para un mundo distinto con exigencias y modalidades nuevas", cerró Martínez.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!