Secciones
Actualidad

“Diego me metió en las drogas”: Mavys Álvarez declaró y denunció al círculo de Maradona

La cubana habló en Cámara Gesell asistida por tres psicólogas.


Esta historia comenzó a escribirse hace 21 años en Cuba. Por entonces, Diego Maradona se había instalado en La Habana para recuperarse de su adicción a la cocaína. En tanto, Mavys Álvarez Rego era una joven de 16 años que vivía con su familia en Matanzas, al este de la capital de la isla. El 1° de septiembre de 2000, la vida de la adolescente cambiaría para siempre. 

 

Tras dos décadas de silencio y luego de la muerte de Maradona, Mavys dio una entrevista en televisión. Instalada en Miami, adonde vive después de dejar Cuba, la mujer denunció que por culpa de Maradona se hizo adicta a las drogas y que vivió un infierno junto al 10 aunque su relación duró varios años. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Según su relato, en 2000, mientras paseaba por Matanzas, luego de escaparse de su casa, un hombre la interceptó y le ofreció conocer a Maradona. “Al principio pensé que quien me proponía eso estaba loco. Era un cubano. Después supe que era el salvavidas del hotel", reveló Álvarez, que en ese momento tenía 16 años. Unos meses después, ella ya vivía junto a Diego en una de las casas de La Pradera, la clínica de rehabilitación donde Maradona pasó varios años internado.

 

 

Finalmente, Mavys regresó a Buenos Aires. Esta vez para declarar ante la Justicia. Es que tras a denuncia hecha por Fernando Miguez, de la ONG Fundación por la Paz y El Cambio Climático, ante la PROTEX (el ala de la Procuración que investiga delitos de trata), se investiga si ella pudo haber sido víctima de los delitos de iniciación a las drogas, reducción a la servidumbre, lesiones graves, trata y privación ilegítima de la libertad  cuando fue trasladada al país a mediados de 2002, en donde fue operada de los senos. Algunos de los acusados de esta causa son: Guillermo Cóppola, Gabriel BuonoMariano Israelit, Omar Suárez y Carlos Ferro Viera, entre otros.

 

La cubana declaró esta mañana en Cámara Gesell en el complejo naval Tandanor, a la vuelta de los tribunales de Comodoro Py, donde fue citada el 10 de noviembre. La causa a cargo de Daniel Rafecas que investiga si fue víctima de trata. Al comienzo de su declaración, lo primero que dijo Mavys en Cámara Gesell fue: “Diego me metió en las drogas y el alcohol”.


En la audiencia, la cubana estuvo acompañada por tres psicólogas y por su abogado. Además, en otra sala, se ubicaron los abogados de la defensa, los querellantes y los empleados del juzgado. La metodología utilizada con Mavys en Cámara Gesell se utiliza en víctimas de trata y de abuso desde hace 13 años. 

 

 

Tras dos horas de declaración, hubo un cuarto intermedio. Álvarez relató no sólo cómo conoció a Diego sino también documentos como su pasaporte, certificados del médico que le puso prótesis mamarias, cartas de Maradona escritas de puño y letra, pasajes de avión a Buenos Aires y otros documentos relacionados al ex representante del 10 y a su círculo íntimo de aquel entonces. 

 

Por otra parte, la cubana apuntó contra Carlos Ferro Viera, defendido por Fernando Burlando, y contra Gabriel Buono, quien fuera asistente de Maradona durante muchos años en Cuba. Por un lado, Álvarez declaró: “Ferro Viera era el encargado de llevarle droga a Diego a Cuba”. En tanto, sobre Buono afirmó: “Él fue el que arregló el precio de mi operación de pechos con el médico. Le pagó 4.000 dólares”. 

 

En tanto, también apuntó contra Maradona, con quien mantuvo una relación que duró casi tres años. En su declaración, afirmó: “Diego me hizo probar la cocaína. Por él me hice adicta y tuve una lucha para salir de esa adicción”. Y completó: “Por su culpa también comencé a tomar alcohol. A Diego lo quería pero otras veces lo odiaba. Él cambió mi vida”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!