Secciones
Actualidad

Romina, la hermana de Emiliano Sala, está internada en grave estado tras intentar suicidarse

Tiene 29 años y, desde hace dos, luchaba por esclarecer la muerte de su hermano, tras la caída del avión en el que viajaba en el Canal de la Mancha.

Un dolor total. La tragedia vuelve a repetirse y Santa Fe se cubrió de tristeza. En las últimas horas, se conoció que Romina, la hermana de Emiliano Sala, el futbolista que falleció hace dos años luego de que el avión se estrellara en el Canal de la Mancha, intentó suicidarse. En este momento, se encuentra internada en grave estado, en la terapia intensiva del Hospital José María Cullen. 

 

El 21 de enero de 2019, la familia de Emiliano comenzó una pelea judicial para saber por qué razones se había caído la aeronave que llevaba al entonces futbolista. El joven, que tenía 28 años, viajaba con el piloto David Ibbotson. Habían salido desde Francia, ya que él era figura del Nantes, y se dirigían a Gales, después de que el club Cardiff City compró su pase. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

A poco del despegue, el avión desapareció del radar. No hubo ningún otro tipo de contacto con las torres de control. Por eso, las autoridades comenzaron la búsqueda de inmediato. El mal clima y las complicaciones en el Canal complicaron a los rescatistas. Finalmente, el 6 de febrero, luego de que las autoridades de Francia y Reino Unido dejaran de buscar al cuerpo, un operativo pagado por la familia, encontró al avión y al cuerpo de Sala. 

 


Un mes después, las pruebas de toxicología demostraron altos niveles de monóxido de carbono en la sangre de Sala que podrían haber causado una convulsión, pérdida del conocimiento o un ataque al corazón. Lo mismo le habría ocurrido al piloto, cuyo cuerpo jamás fue encontrado. 

 

Unos meses después, en un comunicado, los seres queridos de Sala afirmaron: "La principal preocupación de la familia sigue siendo que la investigación completa tenga lugar lo antes posible, para que finalmente puedan conocer la verdad sobre lo que sucedió y asegurarse de que ninguna familia tenga que sufrir una evitable pérdida similar de un ser querido".

 

Y completaron: "Por lo tanto, en el período anterior a la audiencia de revisión previa a la investigación el 16 de marzo de 2020, es imperativo que el médico forense reciba antes del 14 de febrero de 2020 (y luego comparta inmediatamente con la familia) la actualización requerida por el médico forense de todos los organismos de investigación - la policía, CAA y AAIB”.


Pero antes de que eso ocurriera, los Sala vivirían otro golpe atroz. El 26 de abril de 2019, a tres meses de la muerte de Emiliano, falleció Horacio, su padre. La noticia fue confirmado por Julio Müller, el intendente de Progreso: "El 2019 no deja de sorprendernos con estas noticias en este pueblo. A las 5 de la mañana me llamó la señora, la pareja de Horacio, me dijo que él estaba muy descompuesto y que estaban los médicos ahí; yo vivo a cuatro cuadras, pero cuando llegué a su domicilio ya había fallecido".

 

Con sólo 58 años, Horacio murió por un paro cardiorrespiratorio. "Lo de Emiliano fue algo que nunca pudo superar. Cuando se encontró el cuerpo se pensaba que se podía cerrar el círculo. Pero me imagino que para ellos, con todas las noticias que salieron a la luz sobre el piloto o que ahora el club (Cardiff) no quiera pagar debe ser muy difícil", había dicho Müller, en aquel entonces. 

 

Desde ese día, y sumergida en el dolor, Romina se hizo cargo de liderar la investigación por la muerte de su hermano, apuntalar a la familia y también hablar con los medios de comunicación para informar cómo seguía la causa. Usualmente, ella le dedicaba mensajes a su hermano en su cuenta de Instagram. A fines del año pasado, compartió un conmovedor texto junto con una foto de Emiliano: “Hay ausencias que crean presencia. Por ejemplo la tuya y ahora que te estoy necesitando y lo único que veo son recuerdos contra las paredes de cada habitación que paso a despedir. Te extraño mi ángel de ojos verdes”. 

 


Desde que falleció, Romina, su hermano Darío y su madre Mercedes habían viajado a Francia para traer a Argentina a Nala, la perrita que había adoptado su hermano. Como el animal tenía buena relación con el hijo de Romina, lo habían dejado en su casa. Era otra formar de estar cerca de Emiliano. Pero la bronca por la muerte de su hermano y, principalmente, por no saber qué sucedió aquella madrugada seguía intacto. 

 

En enero de este año, en el segunda aniversario del fallecimiento, el abogado inglés Daniel Machover, del estudio Hickman & Rose, que representa a la familia de Sala en Reino Unido, publicó un comunicado: “Es una tragedia que hayan pasado dos años desde la muerte de Emiliano y todavía no sepamos exactamente cómo y por qué murió. Una auténtica investigación es la única forma de establecer la verdad. Tenemos esperanza en que el forense Coroner establezca una fecha para que la investigación comience tras el juicio a David Henderson, de modo que no tengamos que soportar otro aniversario sin respuestas”.

 

Nadie sabe aún qué cuáles eran los sentimientos de Romina por estos días y mucho menos qué la llevó a tomar una decisión de esa envergadura. Lo cierto es que una amiga la encontró con signos de intento de ahorcamiento en la habitación de su casa. Estaba tirada en el suelo, desvanecida. Cuando los médicos llegaron al lugar, se dieron cuenta de qué seguía viva y la trasladaron. Una vez en el hospital, y tras los análisis correspondientes, también confirmaron que había tomado grandes dosis de clonazepam. La intoxicación por la ingesta de sustancias que agravaron su estado y su pronóstico era reservado. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!