Secciones
Dolor

Durísimo reclamo tras la muerte del jefe de terapia intensiva de un hospital chaqueño: "Fue un asesinato"

Miguel Duré falleció esta madrugada por un cuadro de coronavirus que deterioró gravemente su salud, luego de estar internado 23 días.

Durante la madrugada de hoy falleció Miguel Duré, jefe de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Perrando, a sus 53 años. El médico había contraído COVID-19 y se encontraba bajo un muy delicado cuadro de salud desde hace tres semanas,cuando intubó a uno de los tres pacientes en grave estado que habían estado en la Unidad COVID y que luego habían sido trasladados a la terapia convencional porque el primer hisopado resultó negativo. 

,

Días más tarde, en otras muestras, se confirmó que el jefe de Terapia Intensiva tuvo contacto con un caso positivo, lo que determinó también que auxiliares y otros profesionales que habían atendido a ese paciente también resultarán infectados con el virus que preocupa al mundo. Si bien la mayoría de ellos completó el aislamiento, cursó la enfermedad sin complicaciones y recibió el alta definitiva, Duré no corrió con la misma suerte.

Desde hace 15 días, el médico -que tenía más de 25 años de servicio a la Salud Pública- padecía una insuficiencia respiratoria grave con falla renal, originada por una neumonía que contrajo una vez que dio positivo de coronavirus y lo que obligaba a que deba ser dializado. "Esto no es una muerte, es un asesinato. Una desidia de parte de las autoridades de ese hospital y de la provincia", denunció Marcelo Userpater.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Userpater, integrante de "Médicos Autoconvocados de la República Argentina" y vocero de los profesionales de la salud que reclaman por mejores condiciones para combatir la pandemia, contra la persecución judicial y la precarización laboral, dialogó con BigBang y reveló que Duré estaba tratando a pacientes potenciales de COVID-19 sin los elementos de protección correspondientes, debido a la "desidia" del Hospital Perrando.

"Duré era el jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del hospital y venía peleando por sus pacientes a pesar de que no tenía elementos necesarios para atenderlos. Desde marzo que estaba pidiendo por los elementos de protección y la directora de ese nosocomio (Nancy Trejo) y el gobernador de la provincia (Jorge Capitanich) le negaron los materiales", señaló Userpater, ante la muerte de su colega y amigo.

Y agregó: "Le dijeron que esos materiales los estaban guardando para cuando ocurriera el pico, pero ahora él ya está muerto. Duré era una persona sana, de 53 años y sin antecedentes médicos más allá de la hipertensión . Luego de contraer COVID, le agarró una neumonía y después tuvo falla multiorgánica. Sufrió una falla renal, por lo que hasta el momento de su fallecimiento y desde hace semanas estuvo con diálisis".

Miguel Duré era un profesional muy querido en la ciudad de Resistencia y toda la provincia de Chaco, sobre todo por sus colegas, familiares y amigos. "Era un tipo sumamente querido, formador de terapistas. Realmente daba la vida por sus pacientes y la dio", remarcó Userpater.

Ante la muerte del jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Perrando, desde Médicos Autoconvocados de la República Argentina convocaron a una movilización que se hará este mismo viernes, a las 18, frente al Obelisco y en cada plaza o lugar principal del interior del país.

Al mismo tiempo, Userpater cargó contra las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación y los acusó de no revelar el verdadero porcentaje de profesionales de la salud afectados por coronavirus. "Tenemos que soportar que mientan cuando dicen que sólo el 10% de la comunidad médica está contagiada. Mínimo, ese número hay que multiplicarlo por ocho", resaltó.

Y sentenció: "Por cada hipopado que hagan el 30 por ciento de los médicos van a dar positivo. Empezaron con los testeos tres meses tarde. Hoy debemos estar en un más del 20% de contagios de profesionales". 

Miguel Duré falleció esta madrugada por un cuadro de coronavirus que deterioró gravemente su salud, luego de estar internado 23 días. Fue el primer paciente del hospital Perrando que recibió plasma de convaleciente suministrado por la fundación que articula con la Salud Pública.

Si bien en primera instancia la respuesta fue satisfactoria, luego surgieron otras fallas orgánicas que empeoraron la salud del profesional. “Con profundo dolor despedimos a un gran colega, un héroe sin capa”, anunció la noticia la Gremial Médica de Chaco en su cuenta oficial. 

Chaco es la tercera provincia más afectada por el coronavirus, con 81 personas fallecidas. El distrito cuenta con 1407 pacientes con diagnóstico positivo, de los cuales 718 ya recibieron el alta médica.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!